Guardavidas: vandálicas protestas y el fin de una época

La presión de guardavidas nucleados en lo conoce como la mutual, es una organización con un pseudo modelo de constitución empresaria, adaptada para formalizar contratos de prestación de servicios como únicos oferentes. Es decir tenían la vaca atada y cómo tal los excesos ocurrían año a año. Privilegios que iban en aumento, y que no en pocas ocasiones eran trasladados a las obligaciones de los empresarios de balnearios privados, que disparaban, entre otros, sus costos de explotación, haciendo a Mar del Plata una ciudad cara a la hora de alquilar sombra.

Su contrato se extinguió. Se dio cumplimiento a toda su vigencia, que fue una herencia recibida de gobierno anterior, del cual formó parte el ahora convertido  híper crítico concejal Ariel “Cholito” Ciano. Es necesario decirlo en tiempos reales y cuál han sido las consecuencias. Debería recordarse el inolvidable CMCM (Comité Municipal de Contingencia Meteorológicas) un emblemático sello del sobredimensionamiento del Estado.  También “Cianito” era parte de ese gobierno. Es un reflejo del conflicto con los guardavidas. Siempre avalando métodos de patota sindical y violentos.

La Provincia (ergo Scioli) en su momento les aprobó trabajar desde noviembre con balnearios cerrados. Es el mayor costo que hay en esas concesiones, con trabajo de 6 horas diarias con paritarias muy bien negociadas, en las cuales la política transfirió costos a los contribuyentes y a la parte empresaria, es decir siempre lo paga la gente, aún cuando la temporada alta abra o cierre antes del 15 de diciembre o Semana Santa.

¿Cuál es la diferencia con el CMCM? Que los integrantes del pomposo CMCM no tenían el poder de fuego movilización y capacidad de hacer daño al patrimonio público, como tienen los guardavidas cuyo oficio (mal entendido) les permite a ostentar una grado de visibilidad, como el que lamentablemente exhibe Mar del Plata en estos días tan especiales y que con tantas expectativas favorables se esperan como un adelanto de la próxima temporada.

“El gobierno anterior  contrató a la mutual en el 2012,  por cinco años hasta el 2017, con prórroga que venció en 2018 eran $ 40.000.000.- por año, se decidió usar los recursos más adecuadas y no despilfarrar el dinero, como estaba pasando. Contratar la cantidad de guardavídas que se necesita realmente. Es lo que está pasando vamos a  cubrir las seguridad en playas con los guardavidas que haya que utilizar y no despilfarrar dinero como se había hecho con Pulti”,sostuvo el secretario de Gobierno doctor Alejandro Vicente, ante la escalada del conflicto que llevan adelante los afectados por la medida.

No es casual que hayan llevado la protesta a la Rambla, a la Plaza Almirante Brown, que de alguna manera es de jurisdicción provincial, y de esa modalidad disparar el litigio hacia el interior del gobierno de María Eugenia Vidal, muy lejos en su disposición en estos momentos, a enfrentar un conflicto de esta envergadura, donde precisamente se ponga en riesgo la seguridad en playa, en la madrugada de la temporada 2018/2019 y en el tremo final de las elecciones presidenciales.

Tampoco es casual el volumen de esta protesta, y un sinnúmero de las cuales se vienen manifestando cobrando más ebullición y efervescencia. A nadie se le puede escapar que el kirchnerismo tratará por todos los medios de agitar todos los focos ígneos posibles, para que el oficialismo pague los costos políticos.

El objetivo es exhibir en Mar del Plata el peor de los escenarios posibles del gobierno de CAMBIEMOS. Lo que habitualmente observamos en la Capital Federal, en 9 de Julio y su metrobus, el Obelisco, la Plaza de los Dos Congresos, la Plaza de Mayo y cortes en los puentes de acceso desde y hacia Provincia. De vacaciones lo harán en Mar del Plata, aprovechando el errático rumbo de la casa Rosada en más de uno de los temas que más preocupan a los argentinos.

No es nada nuevo, lo raro sería que no lo hicieran, conociendo sus antecedentes. Lo normal es que lo ejerciten como método de acción política. No hay que olvidar que en el Barrio Belisario Roldán de esta ciudad se inauguró echar a pedradas al Presidente de la Nación y a la gobernadora de la Provincia en la aurora del turno de sus gobiernos, que democráticamente y en las urnas como corresponde determinó la ciudadanía argentina en la Nación, en la Provincia de Buenos Aires y en la Municipalidad de General Pueyrredon.

Jorge Elías Gómez (www.mdphoy.com)

Powered by keepvid themefull earn money