Botaron el pesquero “Acrux” y el puerto se vistió de fiesta

El Astillero Contessi volvió a concretar la entrega de un barco de mayor porte, un nuevo y sofisticado prototipo que fue bautizado con el nombre “Acrux”. De la ceremonia participaron autoridades nacionales: el Ministro de Agroindustria, Ing. Luis Maria Etchevehere y el Subsecretario de Pesca Dr. Juan Manuel Bosch , entre otros el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ing. Miguel Tezanos Pinto quienes pudieron recorrer la flamante embarcación tal como lo había hecho algunos días antes el propio Presidente de la Nación, en su visita al Astillero.

La ceremonia se inició entonando las estrofas del Himno Nacional Argentino, e inmediatamente después se realizó un minuto de silencio en memoria de los desaparecidos en el reciente naufragio del “Rigel” y también por las víctimas del “Repunte”, “San Antonino” y “ARA San Juan”.

El discurso del directorio del Astillero comenzó agradeciendo a todos los trabajadores que con gran pasión construyeron esta  nave. También se agradeció a las autoridades porque trabajando en forma conjunta se logró pasar de un astillero paralizado a un presente de plena producción (con otros tres buques en construcción). Pero se pidió no conformarnos con esta realidad coyuntural, sino consolidarla con políticas que favorezcan la construcción en el país por sobre la importación de buques, para poder seguir renovando la flota e invirtiendo en infraestructura, no solo en este Astillero, sino en toda la Industria Naval Argentina.

Se resaltaron los avances que han existido durante esta gestión pesquera y se pidió profundizar el apoyo al empleo en tierra y al agregado de valor en un momento donde corre riesgo la continuidad de algunas medidas de fomento por la necesidad de reducir el déficit fiscal. Por ello se aclaró que es posible sostener y ampliar el aliento al trabajo en tierra sin asignar nuevos recursos, sino disponiendo mejor de los existentes.

“Debemos priorizar el trabajo de los obreros navales argentinos por sobre el de los extranjeros, porque nuestro país necesita hoy más que nunca  multiplicar los empleos y evitar la fuga de divisas. Lo mismo con los obreros del pescado, ojalá que las capturas de este buque no tengan que ser reprocesadas en el extranjero, sino en plantas y por trabajadores argentinosresaltó Domingo Contessi en un tramo de su discurso.

Antes que el Obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, procediera a la bendición de la moderna embarcación, no faltaron las palabras de agradecimiento a los miembros de la firma propietaria y armadora: para Lucas Logghe, porque su aporte como capitán de pesca fue fundamental para mejorar los detalles de este nuevo prototipo y especialmente para Angel De Angelis, que fue quien más luchó para concretar este sueño.

Su esposa, Ana Maria Demetrio, quien  también dirigió unas emotivas palabras, fue la encargada de cerrar la ceremonia al estrellar la tradicional botella champagne contra el casco del buque, en forma previa a su bajada para navegar por primera vez en las aguas del Mar Argentino.

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Powered by keepvid themefull earn money