Contundente apoyo de docentes universitarios marplatenses al no reinicio de clases tras las vacaciones

Universidad

Tras el plebiscito nacional convocado para definir el plan de lucha, los docentes universitarios nucleados en la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) resolvieron no iniciar las clases en el segundo cuatrimestre, tras las vacaciones de invierno, como consecuencia de la falta de avances en la discusión salarial. En la consulta en Mar del Plata el 75% de los docentes propuso no reiniciar las clases-, la votación dejó como resultado que más del 85% de la comunidad docente apoya aquella decisión. Los trabajadores piden un aumento del 25% y preparan una movilización universitaria conjunta, con fecha a definir.

“El Gobierno no tiene voluntad para discutir una propuesta salarial distinta al 15% de aumento que ya nos hicieron en marzo. Y el ajuste presupuestario va a significar que en algún momento se produzcan pérdidas de fuentes de trabajo en las universidades. Hay un malestar muy grande, que quedó claro con el plebiscito y que nos da más fuerza para sostener el plan de lucha”, advirtió el secretario general de la Conadu, Carlos De Feo.

En ese sentido, y en el marco del Congreso Extraordinario que tuvo lugar luego de cuatro días de consulta en facultades y sedes de las universidades públicas –en el caso de Mar del Plata el 75% de los docentes propuso no reiniciar las clases-, la votación dejó como resultado que más del 85% de la comunidad docente apoya la decisión de no retomar las clases tras las vacaciones de invierno.

“Es necesario que podamos ir sumando a otros sectores con un reclamo generalizado sobre la situación universitaria. Y tener siempre en claro que esta pelea la damos en un marco más macro que tiene que ver con torcerle el brazo a un modelo económico. No existe la idea de que la universidad sea una isla, porque el nivel de ajuste que está imponiendo hoy el FMI hace que todo el aparato del Estado tenga que reducirse”, apuntó De Feo.

Concretamente, las resoluciones del Congreso implican el no inicio de clases el 6 de agosto, la realización de un plenario para evaluar la medida de fuerza el 10 de agosto y la convocatoria a una movilización universitaria conjunta, con fecha a definir. Y en cuanto a las exigencias de los docentes, se destacan el pedido de aumento salarial del 25%, una cláusula gatillo de actualización por inflación, la plena vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo y mayor presupuesto para la universidad, la ciencia y la tecnología.

Cabe recordar que durante los últimos meses, el Gobierno formalizó una propuesta de incremento del 15 % en cuatro cuotas no acumulativas -la última a cobrar en enero de 2019-, sin cláusula gatillo. Todos los gremios de la docencia universitaria y preuniversitaria rechazaron ese ofrecimiento.

Powered by keepvid themefull earn money