Mugrientos…Pluviales de “Las Heras” y “Alsina” con basura de todo tipo

pluviales

 Un importante operativo destinado a la limpieza integral de la cuenca situada en la zona de la Vieja Terminal, con salidas pluviales a la altura de calle Las Heras y  en un sector lindante con el Torreón del Monje, fue el que Obras Sanitarias desplegó durante tres días consecutivos buscando contrarrestar el efecto no deseado que provoca  el accionar desaprensivo de quienes arrojan desperdicios, restos de poda y demás en la vía pública, sin contemplar las consecuencias de dicho proceder.

Operarios del Área Pluviales, con el apoyo de la gerencia de Servicios de la empresa sanitaria municipal que preside el ingeniero Mario Dell Olio, intervinieron efectivamente sobre la cuenca que involucra –entre otras- las zonas de Güemes, Lomas de Stella Maris, Los Troncos, Divino Rostro, General Roca, Plaza Colón y la zona de la estación Terminal Sur. Allí no sólo se desplegó toda una tarea por el  interior de los conductos sino que también se puso especial acento en la limpieza de la cámara de decantación pluvial de 10 mts por 7 mts, con una profundidad de 20 mts.

  La cuenca en cuestión, vale informar, es “cerrada” atento a que no recibe el aporte de ningún arroyo. Sin embargo los dos pluviales que son funcionales a la misma, conocidos como “Las Heras” “Alsina”, suelen reciben el impacto de la importante cantidad de residuos sueltos en vía pública. El primero (Las Heras) tiene su salida sobre la escollera de protección a la altura de la calle homónima mientras que el restante (Alsina) lo hace sobre el ala sur del Torreón. Si bien este no impacta directamente en playa ya que lo hace sobre sector rocoso, transporta un mayor caudal que es arrastrado por la corriente hacia el norte perjudicando, en consecuencia, la primera línea de playa.

Pluviales 2   Un plantel de 12 agentes estuvo involucrado durante los tres días aludidos en el operativo que, además de herramientas de mano, incluyó un equipo mecánico desobstructor para la absorción de sedimentos, una bomba succionadora para el retiro de líquido y despeje de área de trabajo y máquina almeja. Barros, botellas plásticas, restos de podas y objetos de uso personal fueron retirados para dejar despejada la operatividad de los conductos. 

Evaluación previa

Vale dar cuenta que el pasado 21 de mayo se llevó a cabo un relevamiento de la cuenca con el fin de observar –previamente- los residuos inadecuadamente dispuestos en calles y veredas. Éstos perjudican al sistema pluvial desde que la lluvia los arrastra en cantidades que varían de acuerdo a la intensidad de la precipitación, su duración, las pendientes del terreno, etc., hasta las bocas de tormenta.

Los residuos llegan hasta las bocas de tormenta, depositándose en parte en el vano de acceso, retardando o hasta impidiendo el ingreso de agua al sistema pluvial y siendo una de las causas de los anegamientos. También una porción de los residuos ingresa al sistema pluvial, pudiendo obstruir las cañerías, y la mayor parte de estos viajan hasta los lugares de acometida en las playas, ensuciándolas y desvalorizándolas.

  “Estos son operativos que tienen una prosecución a lo largo de todo el año –confirmó el ingeniero Dell Olio-. Permanentemente trabajamos sobre los desagües y bocas de tormenta a modo preventivo, pero acentuamos acciones con este tipo de plan ejecutor profundo. La cuenca de la zona de vieja terminal involucra un área de muchos residuos sueltos, incluyendo restos de poda. Estos siempre van a parar a una boca de tormenta. Es por ello que buscamos estar comprometidos y actualizados con las últimas metodologías existentes para combatir, en la medida de nuestras posibilidades, la conducta negativa de quienes no comprenden que arrojar basura en la vía pública implica aportar para contaminar las playas”.

Powered by keepvid themefull earn money