“Nos mandan a la muerte…¡Basta de impunidad! ¡Basta de corrupción!

Marcha dirigente simape

“Venimos a decir basta: basta de muertes de marineros, basta de hundimientos, basta de impunidad y basta de corrupción en el puerto de Mar del Plata”, exclamó el trabajador del Simape, Daniel Ferreyra en el marco de la movilización, de la cual participaron además de los familiares de las víctimas de estas dos tragedias, trabajadores, representantes gremiales y organizaciones sociales.

Asimismo, indicó que “esta medida de fuerza tiene que continuar hasta que los barcos que tienen más de 30 años dejen de funcionar, porque son los que llevan a la muerte a la mayoría de los compañeros que salen a buscar el pan para su familia”.

El trabajador se refirió a cuáles son las causas por las cuales los tripulantes no denuncian las anomalías de las embarcaciones a las que se encuentran afectados a viajar y respondió: “Tenemos temor primeramente al gremio, por medidas de fuerza por listas negras y al empresario, porque nos cesa en el trabajo”.

“Estuve 60 días cesanteado por cumplir un derecho adquirido que figura en mi convenio de trabajo, no puedo subir en ningún otro barco más. Esas son algunas de las represalias que hoy en día toma el consorcio, los cuales arman estas cadena de corrupción y permiten que salgan estos barcos atados con alambre y todos oxidados con más de 50 años”, apuntó.

“Nos mandan a la muerte”

denunciante  Además, señaló que integrantes del SAON les dijeron que “cuando estaban soldando las chapas del Repunte los electrodos pasaban la chapa para el otro lado. Los tangones los pone un obrero naval que sabe soldar, toma unas medidas y listo. Se hacen las pruebas de estabilidad en el puerto”.

“Son barcos de 50 años que no están preparados para llevar 4 o 5 mil kilos de más”, completó el referente de PROA Marineros de la lista verde opositora a la oficial del Simape a la vez que remarcó: “Nos mandan a la muerte. Todos los marineros que salimos al agua vamos a sacar un número para ver a quién le toca hundirse”.

El Rigel salió de Mar del Plata el 5 de junio en busca de la pesca de langostinos y después de cuatro días de navegación perdió comunicación. A bordo del navío que dejó de emitir señal el pasado viernes por la noche viajaban nueve tripulantes, de los cuales solo fue encontrado el cuerpo del capitán del buque, Salvador Taliercio.

Powered by keepvid themefull earn money