El Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata condenó al vuelta al Fondo Monetario

El Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata condenó el acuerdo con el FMI, a través del cual el organismo internacional de crédito otorgará por un plazo de 3 años, hasta 50 mil millones de dólares en diferentes cuotas.

A través de un comunicado de prensa que firma su Secretario General, Jose Rigane, desde LyF señalan textualmente:

“En el anuncio del Gobierno Nacional, a través del Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el Presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, las autoridades dijeron , con los habituales eufemismos, destacaron que “el dinero se utilizará para respaldar las prioridades económicas del Gobierno, que incluyen fortalecer la economía de Argentina y proteger el nivel de vida del pueblo argentino”.

Sin embargo, a pesar de los anuncios optimistas, la sociedad argentina sabe que volver al FMI es volver a vivir una película que ya conocemos, que padecimos en carne propia el conjunto del pueblo argentino, la clase obrera, los y las trabajadoras, los sectores populares, comerciales y de pequeñas y medianas industrias del país.

Acordar con el FMI es firmar a un mecanismo de profundización de las políticas de ajuste, contra los que menos tienen y a favor de los sectores concentrados que monopolizan la riqueza.  

Recurrir al FMI es mirarse en el espejo de Grecia, de Jordania, o de tantos países que han sido vapuleados por las políticas neoliberales, con permanente quita de derechos al conjunto de los trabajadores, desarticulando las organizaciones sociales e instrumentando iniciativas de absoluta precarización contra los derechos vigentes.

El FMI es sinónimo de explotación, de desocupación, de mayor pobreza, de supeditación a las políticas del Estados Unidos y del Banco Mundial. “Reducir el déficit” como pretende el FMI, significará un ajuste aún mayor al que venimos sufriendo en los últimos años. Es mayor recesión e inflación, menos inversión social, en infraestructura y obra pública, es menor generación de empleo, tarifazos más violentos y pérdida de poder adquisitivo para los sectores asalariados.

FMI es la reafirmación de la pérdida de soberanía y de la continuidad de la entrega del patrimonio nacional.

Volver al FMI es la certificación de que no habrá desarrollo industrial y es la convalidación del desarrollo de un modelo energético que seguirá haciendo centro en el extractivismo, con el fracking y las graves consecuencias que eso significa en términos de contaminación y de beneficio específico para grupos multinacionales como Chevron.

Desde la CTA Autónoma sostenemos que es necesario generar trabajo genuino y salir del proceso de reprimarización de la economía como modalidad de inserción en el mercado mundial a razón de salarios bajos y facilidades para atropellar derechos adquiridos. El modelo de país de negocios financieros y endeudamiento con el FMI es un modelo de mayor dependencia, donde los grandes especuladores financieros serán los únicos beneficiados y será el pueblo argentino, por varias generaciones, quienes deberán pagar las consecuencias sociales y económicas.

 

Powered by keepvid themefull earn money