Para reír, a partir del horror… regresa el grotesco “Vidé/la vuelta móvil”

Tragedia y humor van de la mano en una obra que retoma los últimos cincuenta años de la historia argentina. Por eso tal vez una de las primeras inquietudes que despierta es si es correcto reírnos con un texto así. Y el actor y director teatral, a cargo también de la puesta original, Norman Briski, dijo que “lo único que podemos hacer, es burlarnos”.

Y por allí, pasa “Vidé/la vuelta móvil” que tras varios años en la cartelera porteña, regresa a Mar del Plata este fin de semana y con dos funciones: sábado 12 y domingo 13 de mayo a las 21.30 al Club del Teatro con las actuaciones de Carlos Vignola y Carlos March, éste último también a cargo de la dirección de un texto que escapa a la comodidad, al lugar común y presenta una de las ficciones más originales sobre los años de plomo de la Argentina y que se balancea entre la absurda comicidad y el drama más siniestro.

Primero fue “Vidé/la cinta fija”, seguido de “Vidé/la muerte móvil”. Luego la muerte del ex presidente de facto y otros motivos fueron modificaron su texto hasta ahora que la pieza regresa como “Vidé/la vuelta móvil”, sin perder vigencia y totalmente renovada para dar cuenta de los esfuerzos del dictador Videla para conseguir algo que lo obsesiona: una “buena muerte”. Y curiosamente para lograrlo, lo ayudará Biondi, un bufón multifacético.

Su autor, Vicente Muleiro explica que el libro “está totalmente revisado, por el conocimiento que vamos teniendo de la participación civil y la idea de que la post-dictadura es mucho más larga que la dictadura. Cuando se mata a alguien, se lo lacera y desaparece, eso queda flotando en la sociedad“. La obra fue ganadora de dos premios Planeando Sobre BUE 2014 al Mejor Actor de reparto en Comedia Dramática (Carlos March) y al Mejor Grotesco, la obra también estuvo nominada a los ACE 2015/2016 como Mejor Obra Argentina, Mejor Actor Alternativo y Mejor Iluminación (Norman Briski).

Una sala en penumbras, una figura blanca que se vislumbra en la oscuridad. Es un tipo de bigotes, de pantalones cortos y medias que descubren las rodillas; huesudas, adultas, incrustadas en la carne en un firme de soldado. El peinado a la gomina, los ojos febriles. Es solo un instante, porque cuando se enciende el primer tacho, cobra vida un monstruo capaz de disculparse con absurdas afirmaciones, con movimientos excitados, con la ansiedad de quien se sabe condenado.

Vidé (Carlos Vignola) intenta, repasando su vida, lograr un sitio en nuestra historia. Se revela ante el olvido, se sacude ante la sola mención del castigo que le espera. Su partenaire es Biondi, homenaje o no al gran humorista argentino, y es también un reflejo distorsionado de lo narrado, que rondan al protagonista como viejos fantasmas, como el demonio a cargo de su tortura. Allí está la maestría de un impresionante Carlos March capaz de invocar voces, rostros y acciones con una potencia sorprendente.

Vidé/La vuelta móvil, pone ante los ojos del espectador, un repaso burlón de nuestras miserias y cobardías. Es remover efemérides que aún no terminan, que cada tanto germina en el inconsciente colectivo, capaz de enfrentarnos a nuestra historia,

 

Powered by keepvid themefull earn money