Un Nuevo Amanecer para el trabajo: “Nos lo habían robado y lo recuperamos los trabajadores”

La Cooperativa de Trabajo Nuevo Amanecer se sostiene hace 5 años como empresa recuperada. Abrió 8 locales de venta al público y mantiene precios bajos pese a la inflación y los tarifazos. Su presidente, Fabio Pandiani, cuenta que no deja deja de soñar con la expropiación ni con instalarse en el Parque Industrial.

La Cooperativa de Trabajo “Nuevo Amanecer” es un ejemplo de empresas recuperadas legítimamente por sus propios trabajadores en Mar del Plata. Atrás y lejos quedó la destrucción total que causaron las políticas de los años ’90, los despidos y la pérdida de los tambos. En este 2018 la empresa atraviesa su quinto año de crecimiento como fábrica recuperada, mantiene abiertos ocho locales de venta directa al público en la ciudad y la zona, sostiene una fuerte actividad social y a través de la lucha se resignificó algo vital para los más de 120 asociados que hoy la componen: el trabajo.

El sello histórico de la empresa marplatense y los bajos precios de todos los productos hacen de Nuevo Amanecer una marca bien conectada con la gente de Mar del Plata. “Si cada vecino consumiera un producto del Amanecer, estaría ayudando a generar más puestos de trabajo en la ciudad y en el campo”, aseguró Fabio Pandiani, presidente de la cooperativa que lleva adelante la empresa recuperada, en diálogo con “el Retrato…”

El Amanecer fue fundada en 1939 por Gerónimo de Vega. Creció y se transformó de tal forma que en los ’60 inauguró su fábrica en Tierra del Fuego y la avenida Luro y otra planta en la  ciudad de Tandil. Llegó a procesar 180.000 litros de leche diarios, pero a fines de los ’90 -como muchas otras empresas-comenzó a tener problemas que derivaron en su venta y la marca pasó a estar en manos de malos desempeños administrativos que condujeron a disminuir la producción y el número de empleados. En mayo de 2012 los antiguos propietarios la abandonaron, provocando la pérdida de los mercados y de los tambos. En ese escenario adverso, un grupo de trabajadores decidió construir un nuvo camino con sus propias manos para sostener la marca sus fuentes laborales. En asamblea, resolvieron quedarse con la planta abandonada y abrirse paso para constituir la “Cooperativa Nuevo Amanecer”.

La transformación de la marca El Amanecer a Cooperativa de Trabajo Nuevo Amanecer “fue un éxito”, reconoció Pandiani  (FOTO) y contó que hoy “la gente lo toma no solo como un producto de buena calidad a un muy buen precio en el mercado, sino como un producto con valor agregado por recuperar los puestos de trabajo que habíamos perdido hace cinco años”.

pandiani2   En esta etapa los trabajadores se han encontrado con infinidad de obstáculos y trabas legales, judiciales y económicas, pero han logrado seguir adelante y crecer: hoy, además de la fábrica y de acercar sus productos a cientos de comercios, la cooperativa sostiene siete locales propios de venta directa al públicco. Están en Batán (detrás de la única YPF), en Sierra de los Padres (dentro del Paso de las Cabras), en 180 y Chacabuco, en Soler y Peralta Ramos, en Luro y Olazábal, en el tercer piso del Shopping Peatonal y el más reciente en el Centro Nuevo Golf, ubicado en Mario Bravo al 3800, en zona sur.

Este 1° de Mayo se vivió de manera especial dentro de la cooperativa; estuvo lejos de ser un día cualquiera. El esfuerzo constante para seguir adelante y los sueños pendientes de hacerse realidad tienen un peso especial en ese Día del Trabajadador.

“Fue un día muy especial. El trabajo es todo. A nosotros nos robaron el trabajo, pero nos unimos, rompimos las fronteras y decir que somos trabajadores en una empresa recuperada es tener muchos cojones, como dicen en mi pueblo. Para mí hoy más que nunca es un orgullo decir que soy trabajador. No le debemos nada a nadie, nos sacrificamos todos los días y le ponemos constantemente el pecho a todas las dificultades”, expresó Pandiani.

Powered by keepvid themefull earn money