“Muchos pueden entrenar futbolistas, pero formación personal solo algunos pueden hacerla”

alavenzzi 3

Así definía Johan Cruyff, la importancia de la formación en la vida de un futbolista, más allá de la profesión de entrenador o de un técnico. Jorge Valdano, también comparte el mismo criterio y lo ha expuesto en medios de prensa y conferencias desde España.

La definición, es un punto de partida para consultar a Facundo Alvanezzi, por ese tránsito que comienza con un jugador, que  se transforma  primero en entrenador y finalmente en Formador Específico de Fubolistas y Entrenadores.

 “Desde mis comienzos allá en Bragado, basaba todo el  juego sobre la técnica,  con un cariño y un afecto enorme por la pelota, por tratarla bien, cuidarla y darle buen destino, tuve la suerte de conocer lo que era el potrero en mi ciudad  y luego de hacerlo primero en Mar del Plata y después en  otros ámbitos internacionales. Cuando uno tiene amor por el juego lo va desarrollando de una manera  instintiva, creativa,  lo puedes desarrollar  en base a tiempo, creando espacios, ocupando zonas libres y con buen manejo de la pelota, eso  desde un principio, ya luego habrá tiempo para la estrategia y la táctica.” enfatiza Alvanezzi

 “¿Cómo te definirías como jugador?

“Puedo parecer poco humilde, pero era creativo y habilidoso, si, pero poniendo mis condiciones  al servicio del equipo, no al servicio individual, sino al servicio del colectivo para que sobresalieran más las condiciones del equipo ; eso me permitió a lo largo de los  años trabajar esas habilidades en mi mente para  luego trasladarlas a los jóvenes futbolistas.Manejaba ambos perfiles, era ambidiestro y eso también ayuda en algunos lances del juego.”

Luego de una pausa, agrega Facundo; “Siempre tuve pasión dentro de la cancha  y desde entonces era un transmisor de ideas, que las comunicaba a mis compañeros,también fui como una esponja,  para absorber instrucciones y enseñanzas de los entrenadores, fui muy respetuoso  y atento con las ideas que recibía.”

¿Qué futbolistas de alto nivel había  cuando llegaste al Livorno?

En la época que llegué, estaba Batistuta, se había ido Ramón Díaz  al Monaco, estaba Maradona, nada menos; era la época de Klinsman,  de Bremmen,de Larsen, Matthaus, Roberto Baggio, Maldini, entre otros nada menos.”

Cual fue la primera impresión el ver el juego de los equipos italianos “in situ”?

Lo veía  extremadamente táctico, me veía asfixiado por tanta técnica y tanta estrategia, al ser un volante creativo, cuando conseguía hacer un gol, sabia que el primer cambio era el mio, porque defendían el gol  y los entrenadores buscaban defender  antes que seguir atacando y arriesgar el resultado.

 “En todo proceso de cambio, es fundamental la adaptación”

Lo sé, incorporé algunas cosas  a mi valija de herramientas,  no  dejo de reconocer que el calcio me ordeno muchisimo, no como en  el fútbol argentino, aprendí  que el diez corria por un carril del campo en lugar de correr por todos lados, esa era tarea  de otros jugadores, donde ellos podían colaborar. Me sirvió mucho para ordenarme y para todo lo que iba a venir después  en mi labor en el futbol suizo como formador.”

Para adaptarte al calcio entonces tuviste que ser un buen observador

“Dijo una palabra clave, observar no es lo mismo que mirar, podes ser un gran observador, otra cosa es mirar, uno mira los movimientos de un jugador  que  a lo mejor son extraordinarios. En los grandes clubes como Madrid,Manchester Barcelona,  hay jugadores  mundialmente famosos , los vemos  en acción y hay dos clases de espectadores, uno  que mira y otro que observa, uno dice  ¿miraste el movimiento de fulano? ..-  no , yo estaba  observando los detalles..”

“Una cosa es mirar al que lleva la pelota y otra es observar el movimiento de los  que no tienen  el balón, pero  están en la prolongación  o culminación de  la jugada del que tiene la pelota, están creando espacios o líneas de pase. No es lo mismo, claro que se observa mejor todo eso desde la cancha, la televisión te da una jugada que puede repetirse, miras por la televisión y observas desde la tribuna, por ejemplo, aunque no es una crítica, solo un comentario ejemplificador.”

¿Cómo llegas al Basilea?

Facundo;”  Gracias a Nestor  Subiat, (que era ayudante  en el Basilea) llego a este club donde estuve diez años. Entrenaba grupos de 6/8 jugadores incluso que podían  llegar a 18, que es el plantel entero. Trabajaba con jóvenes de 12 a 21 años, corrigiendo errores puntuales, de manera individual y grupal, posiciones en el campo, trabajando por zonas,  gestación, transición  y definición  del juego. No dirigía ningún equipo trabajaba tanto con jugadores como con entrenadores, es una tarea que me fascinaba y que me permitía estar en contacto con ambos niveles de profesionales.”

Definición  del Basilea como formador…

“Es un club extraordinario  pero no extraordinario desde lo estructural, tiene 23 canchas y un centro de formación sino desde el nivel de formación y el nivel de capacitación que tienen los entrenadores y los formadores,  es un equipo que lleva una década jugando  Champions League o Europa League, o sea que no es un club de barrio, Shaquiri salió de Basilea, Granit Xhaca, al Bayern, Jan Sommer, arquero de la selección suiza, Basiela, a Alemania, Breveren Bolov

al Shalke 04 entre otros. Es un club con  una estructura, que no tiene como único objetivo la competitividad, tiene organización  para hablar con los entrenadores, con los formadores, a lo mejor en este momento está en un segundo escalon con respecto al Manchester, el Barcelona, el PSG o el Madrid, no está lejos.”

¿Cómo se produce el cambio de futbolista a formador

Influyeron varios aspectos, en primer lugar me ayudo, la enseñanza  de mis abuelos y padres, la cultura que me dió Italia, que me  transmitió  Suiza, que me dieron los viajes, los entrenadores, los formadores, para entender que mi universo  dejaba de ser individual, para ser colectivo, en lugar de ser un jugador con pensamiento. Aprendí que el pensamiento del formador se proyecta a los pensamientos de veinte o treinta jugadores, que tienen  culturas contrapuestas, diferentes.”

Entonces, a partir de ahí, tuve que empezar a trabajar y pensar no solamente en los once  titulares, sino en los cinco o seis suplentes y también en los que me quedaban afuera de la convocatoria;y  estar  mas atento , más próximo  del que no jugaba que del titular,  tenía que identificar entre los que me quedaban fuera del grupo, los que me llevaban el vestuario, los que me ayudaban a redirigir el barco, cuando se desviaba un poco la dirección,  quien era el jugador que podía hablar con un  titular que no entraba en los  parámetros técnicos propuestos para jugar.”

“Detectar el  líder bueno, el jugador que no es positivo, detectar como dice Jorge Valdano   al  sindicalista, al provocador  al que me tira del grupo y también comprendí que las veinte mentalidades son diferentes. Los cuerpos son diferentes, la  cultura es diferente, y fijate que en este análisis no entramos en la parte técnica, de cómo entrarle al balón, si con el pie externo o el interno…”

“No estás hablando como entrenador sino como conductor de un grupo, de un equipo, vamos de un formador “

 Estamos  hablando de la formación estructural, es un trabajo que lleva hora y horas,   que tiene  un desgaste mental  muy profundo, que me lleva a estudiar, a comparar,  a conocer gente de todos los estamentos sociales, del jugador que es mas joven, con un presente, con una realidad diferente del más veterano, del  jugador que llega de afuera y no conoce la ciudad o el país ni las costumbres, en resumen  son muchas cosas  a tener en cuenta.”

¿Un formador aprende del grupo?

“Así es, me lleva a tener que aprender en cada grupo , considero que siempre se puede aprender si estás motivado y comprometido con tu trabajo tarea o profesión, ahora mismo estoy aprendiendo de usted, Hugo.”

Luego añadió; “Tenes que saber que le pasa al  jugador, si cambia de  coche, no se trata de controlar, sino de comprender la situación de cada jugador, hay  jugadores que entrenan perfectament e y luego no rinden  en un partido, tienes que observar atentamente, siempre hay que observar.”

¿Cómo se gestiona todo eso sin ser un vigilante?

Yo  les preguntaba como iban en la casa, en el instituto, hacia entrenar a titulares y suplentes pero el que no entraba en la convocatoria, tenía que venir a los partidos como un titular más aunque no participara en ese partido. Claro que para funcionar así debes tener dirigentes que compartan esa forma de trabajar, si solo son resultadistas, si solo piensan en el jugador  y no en la persona, te dirán – no Facundo, vos ocupate solo del fútbol, deja todo lo que no sea fútbol. Se que existen..”

En el Basilea he tenido  jugadores de distintos países, que aún hoy están en contacto conmigo y seguimos relacionados más allá del fútbol. Esa relación se produce cuando aparte del deporte, el formador se interesa por la persona.

“Esos jugadores que me escriben de diferentes países, son universitarios, algunos son medicos, otros empleados, pero han tenido una formación, porque siempre hay un  porcentaje de jugadores que no llegan a los grandes equipos,por ellos, para los que no llegan hay que seguir cultivando la persona, para que este integrada en la sociedad con otra  profesión, con otro oficio.”

Cuando era entrenador marcaba la distancia, pero si dejas de ser entrenador pero fuiste formador, muchos de tus jugadores, continuarán  relacionados  y te consultarán como  personas, tanto  para cambiar de coche, como para otros temas a nivel personal. Eres una especie de consultor, les digo que inviertan en un terreno,  que no busquen  el auto último modelo, la ostentación o la ropa, les sugiero que busquen  seguridad, para ellos y sus familias.”

Santiago Bernabeú, era el presidente del Real Madrid, cuando el Maestro Alfredo Distéfano llegó a su equipo y una de sus directivas fue  que compraran  un auto normal, el Fiat 600 de la época, el consejo precisamente era evitar la ostentación…

Facundo; “Tengo un gran afecto, por el Real Madrid, tengo admiración por Alfredo Distéfano,  por Jorge Valdano, el “Nene”Rial, Santiago Bernabeu y tengo enorme  admiración  por el Barsa, de Cruyff, más acá de Guardiola y ahora de Messi, Iniesta y Busquets.”

Aparte de los nombrados, ¿Quiénes son tus referentes?

José Pekerman, Tocalli, Riinüs Michel, Guillermo Amor, Txiqui Beguiristaín, Pablo Blanco del Sevilla, Marcelo Bielsa, gente que revolucionó el futbol desde adentro.”

¿Qué valoras como entrenador, como técnico?

Facundo;” Valoro mucho el error para que se pueda corregir, para ayudar a mejorar al jugador, me gusta  la gambeta, como recurso, pero que sepan donde tienen que gambetear, donde podemos jugar en zona y donde no, donde debemos presionar y donde no. Es un bagaje tan grande que traigo en mi valija que trato de desmenuzarselo coomo para que jueguen como dice Valdano, como dice Menotti o Guardiola-“

“Valoro, tal como dice Valdano, esas pequeñas sociedades de lados proporcionales, la creación de  espacios  para el famoso tercer hombre que de pronto aparece para continuar la jugada o definirla. Creo en esas sociedades de lados proporcionales.”

Volviendo a la utopía, ¿donde vislumbras el horizonte para empezar a caminar hacia él?

 “Soy formador  y soñador por naturaleza, he trabajado, he aprendido y he transmitido en distintos países. El horizonte para comenzar a caminar hacia él, esta en algún lugar del mundo donde pueda volcar mis conocimientos  sin quitarle el sitio a nadie. Quiero trabajar a diario para que el día del partido aunque esté parado junto a la raya de cal, los jugadores sean capaces de gestionar su juego, hablándose, comunicándose y sepan lo que hay que hacer a lo largo del partido.”

Finalmente remarcó “ Soy un gran lector de Paulo Coelho, quien  tomo prestadas una frase de Edson Lampiao; –  cuando el discípulo está listo, el maestro desaparece.-  que resume mi comentario anterior.”

Hugo Barze Mendigoechea

 

 

Powered by keepvid themefull earn money