Theresa May defiende en el Parlamento los bombardeos en Siria y lo justifica,por el “interés nacional”

teresa

La ‘premier’ Theresa May ha defendido ante el Parlamento británico la reciente operación militar en Siria “por el interés nacional“. Ante una Cámara de los Comunes profundamente dividida y pese al respaldo de apenas el 30% de los británicos a los bombardeosMay ha defendido su decisión de participar en los bombardeos contra los laboratorios e instalaciones de armas químicas del presidente Bashar Al Asad sin necesidad de la autorización parlamentaria.

“Lo hicimos porque era lo que debíamos hacer”, ha declarado May en el arranque de un debate de urgencia sobre la operación militar en Siria. “Y no estuvimos solos, sino que contamos con un amplio apoyo internacional”.

“Es nuestro interés nacional evitar el uso futuro de armas químicas en Siria, y defender el consenso global de que este tipo de armas no deben usarse”, ha asegurado la líder conservadora, ante las críticas casi unánimes de la oposición.

“Necesitábamos intervenir rápidamente para evitar un sufrimiento humano aún mayor”, ha declarado May, que ha recalcado que el ataque fue una respuesta “limitada” al uso de armas químicas en Duma y que el objetivo no es inferir en la guerra civil de Siria o propiciar el cambio de régimen. “No nos limitamos a seguir las órdenes de los americanos, sino que actuamos en nuestro interés nacional”, insistió la líder conservadora, que recalcó en varias ocasiones cómo el veto de Rusia ha imposibilitado cualquier resolución del Consejo de Seguridad y defendió tanto la “legalidad” de la operación como su decisión de aprobar la participación del Reino Unido en el ataque sin contar con una autorización parlamentaria.

May acusó también directamente a Rusia de “obstruir” la investigación sobre el ataque a Duma. “El régimen [de Asad] y los rusos están evitando que los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas lleven a cabo su misión“, declaró May en la Cámara de los Comunes.

Condena laborista

El líder laborista Jeremy Corbyn ha condenado sin paliativos la operación militar como “errónea y descabellada“.Corbyn ha acusado a May de contribuir a “la escalada militar” y “al riesgo de una confrontación directa con Rusia”.

“El ataque ha sido o puramente simbólico (con la demolición de edificios que ya estaban vacíos) o un anticipo de una operación más amplia”, ha advertido Corbyn. “Ninguna posibilidad ofrece el final de la guerra o la posibilidad de salvar vidas, más bien lo contrario”.

El líder laborista ha reclamado una ley de poderes de guerra para evitar futuras acciones militares del Gobierno sin el consentimiento parlamentario y ha pedido a May un giro en “la retórica de enfrentamiento sin fin con Rusia”.

El debate parlamentario se ha prolongado durante varias horas. Theresa May ha accedido a responder personalmente a una batería de preguntas de los diputados, incluidos varios de su propio partido, pero se ha negado a la posibilidad de un voto parlamentario que pudiera comprometer futuras acciones militares en Siria si Asad vuelve a usar armas químicas contra su población.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money