La vida relajada del prófugo Puigdemont en Berlín

Puig

El ex presidente catalán Carles Puigdemont exprime en Berlín cada minuto del tiempo que la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein le estando en su  libertad condicional. «No tengo agenda. Lo que ahora necesito es devolver un poco de normalidad a mi vida», dijo el político soberanista en su primera y hasta ahora única rueda de prensa que ha celebrado desde su salida, el pasado 6 de abril, de la prisión deNeumünster.

Puigdemont, acompañado en todo momento de su alter ego, el empresario catalán Josep Maria Matamala, ha buscado un lugar cómodo para una estancia sine die en Berlín, la ciudad que dijo haber visitado hace 30 años. Se aloja en el distrito de Charlottenburg, en lo que fuera Berlín occidental, uno de los barrios más burgueses de la capital. Concretamente en la Lietzenburgerstrasse número 89a.

Esa es la dirección del aparthotel Adagio, un establecimiento de tres estrellas que cuesta entre 78 y 100 euros la noche. El establecimiento está situado en un lugar discreto, pero con acceso a todos los servicios básicos, incluidos dos supermercados de cadenas muy conocidas, donde Matamala se aprovisiona de alimentos. En ese aparthotel ha recibido varias visitas y desde allí mueve los hilos de la marioneta en la que ha convertido Cataluña.

Puigddemont y Matamala conforman una relación difícilmente comprensible en un país donde un presidente,Christian Wullfdebió dimitir por sus amistades con algún que otro empresario. Este fin de semana recibieron la visita de sus respectivas esposas. En el caso de Puidgdemont, también de sus hijas.

Tiene escolta y busca pasar desapercibido para no enfadar  a las autoridades alemanas

Las dos familias, acompañadas por tres hombres con aspecto de escoltas, se despidieron en torno a las 15.00 horas, tras disfrutar de un día de primavera, que incluyó un paseo y un almuerzo en un restaurante cercano al Adagio.

Las mujeres y las niñas fueron conducidas en taxi al aeropuerto, mientras Puigdemont y Matamala, nuevamente solos, se dirigían a la casa de la Democracia y los Derechos Humanos para un encuentro con miembros de la comunidad catalana de Berlín. El acceso a esta charla, por «razones de seguridad», sólo se permitió a las personas que habían sido previamente incluidas en una lista.

 https://e00-elmundo.uecdn.es/assets/multimedia/imagenes/2018/04/15/15238230472513.jpg

Puigdemont, acompañado por su mujer, se dirige al hotel de Berlín en el que se aloja.

Eso impidió a la prensa sumarse a un encuentro que se anunciaba en el portón de la calle, que luego fue calificado de privado. Asistieron aproximadamente unas 100 personas, entre ellas Joan Maria Piqué, jefe de prensa de Puigdemont. El ex president habló en catalán. La otra representante en Berlín de la «República»,María Kapretz, hizo de anfitriona y traductora.

Esta semana dará otra conferencia y grabará para Discovery Channel

A la entrada de la sala había una mesa donde se procedió al registro de los asistentes, que tenía  folletos proindependentistas y una alcancía  de lata con un cartel que invitaba a solidarizarse con dinero con los presos políticos. Al fondo del pasillo, un copioso y variado refrigerio para los invitados.

 Hasta la salida en coche de Puigdemont de este evento se convirtió en un pulso, que incluyó el despliegue de una pancarta pidiendo la libertad a modo de escudo. Parapetado por los suyos, Puigdemont abandonó sonriente ese encuentro, en coche con el que presumiblemente cruzó la frontera germana procedente deFinlandia, pues se trató de un Renault de matricula belga.

Carles Puigdemont y su comitiva se dirigieron a unos estudios de televisión situados en la puerta deBrandenburgo, donde grabó la entrevista con el director de TV3, Vicent Sanchis, que emitió anoche esa cadena.

El político soberanista proseguirá estos días con su agenda de forma discreta, para no irritar a las autoridades alemanas y, en la medida de lo posible, de incógnito, para tener más libertad de movimiento. Mañana dará una conferencia en la Hertie School of Governance. Después tiene una cita con Discovery Channel. Grabará una jornada de exteriores, que recogerá el día a día del político catalán en Berlín de la mano del escritor catalán Quim Monzó.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money