Miles de personas piden justicia en Madrid por la muerte de un inmigrante tras persecución

Miles de personas se manifestaron este viernes en la Plaza Nelson Mandela del madrileño barrio de Lavapiés para pedir justicia tras la muerte de Mame Mbaye un vendedor ambulante senegalés de 35 años que sufrió un infarto tras haber sido objeto de una persecución policial.

Durante la manifestación, las personas concentradas en la plaza corearon proclamas como “ningún ser humano es ilegal”, “policía asesina” o “papeles para todos”.

La muerte de Mbaye desató en la noche del jueves una oleada de protestas callejeras en Lavapiés, tras lo que se desplegó un amplio despliegue policial con cargas y pelotas de goma para dispersar a los manifestantes, dado que muchos de ellos incendiaron contenedores y vehículos estacionados en la zona.

En las protestas, seis españoles, uno de ellos menor, fueron detenidos, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, lamentó la muerte del joven y anunció en la noche del jueves que el Ayuntamiento de Madrid investigará lo sucedido y “actuará en consecuencia”.

Este viernes, el consistorio madrileño amplió la información disponible y aclaró que la muerte del vendedor ambulante –conocidos popularmente como manteros– no se produjo en el momento de la persecución, sino una vez finalizada la misma.

protestas-espana-racismo-vendedor-negro-muert

El colectivo de manteros, que no disponer de permiso para vender en la calle, es objeto de manera habitual de redadas por parte de las autoridades policiales, lo que da lugar a persecuciones en la que los vendedores huyen a la carrera cargando con el peso de las mercancías.

La concentración de este viernes, convocada por el Sindicato de Manteros de Madrid, también denunció las persecuciones policiales como muestra del “racismo institucional asesino”. 

Powered by keepvid themefull earn money