Comienza juicio oral a acusado de violar y obligar a tener sexo con un Rottweiler a su ex pareja

violada

Pasado un año y medio desde que Paola Campos fuera violada por su ex pareja y obligada a tener sexo con un rottweiler, finalmente la justicia decidió que este lunes a las 8:30 horas comenzará el juicio oral y público en contra de Alejandro Mendoza, el cual se encuentra imputado por el delito de Abuso sexual gravemente ultrajante.

El debate se realizará en el Tribunal Oral Criminal N° 3 de la ciudad, en el cual los jueces construirán la secuencia de los hechos a partir de lo expuesto por el Ministerio Público Fiscal y por la propia Defensa de Mendoza como también se recibirá la declaración de la propia víctima, peritos, médicos y distintos allegados que intervinieron en diferentes partes de la investigación.

Paola Campos en octubre de 2016 fue abusada sexualmente por su ex pareja, Alejandro Mendoza, golpeada, secuestrada, violada con una botella  y obligada a tener sexo con un rottweiler en un puesto rural ubicado en el Boquerón. El hombre de 35 años fue detenido al día siguiente de ocurrido el hecho.

El episodio se generó cuando quien era en ese momento su pareja, la invitó a Paola al campo donde trabajaba en la zona de “El Boquerón” y ante la ausencia de su patrón la sometió a sus más bajos instintos bajo amenaza de “colgarla de los ganchos” tal cual sucede luego que se carnea algún animal en el campo “o ahorcarme con las sogas, que luego me enteré, tenía colgadas y listas en un árbol del lugar”, explicó Paola en dialogo con“el Retrato…”.

Durante esas 7 horas (desde las 12 de la noche a las 7 de la mañana) que fue víctima del horror no solo denunció que fue obligada a tener relaciones sexuales vía vaginal y anal, sino que además bajo amenaza de muerte la obligó “a que me dejara penetrar por un perro rottweiler, para luego introducirme una botella de vino en la vagina, antes que con su mano me desgarrara mis órganos”.

paola2

 “LO QUIERO MUERTO”

“Lo quiero muerto. No me interesa que le den 10/15 años de pena. Si él sale, porque en algún momento lo va a hacer, volverá a violar a otra persona”, confesó Paola en ese momento en conversación con el Retrato…”

– ¿Cómo sucedió todo?

-Ese sábado a las 10 de la noche Alejandro me manda por whatsapp que no quería salir más conmigo. Le mando para saber cuál era el motivo, me responde que estaba todo bien, pero que haga mi vida y él la de él. Así que, le respondo “buena vida” y quedó ahí. El domingo no me escribió hasta las 20, que se apareció en mi casa. Me vino a pedir que le hiciera el favor de pagarle una cuota del auto. Le digo que sí. Me pregunta que estaba haciendo y me invitó al campo, donde él trabaja. Yo voy en remis sobre las 21 para ahí. Me pregunta cuando llego si me había despedido de mis hijas. Me pareció raro, pero nada más. Le dije que sí. Tengo dos hijas una de 17 años y otras de 8 años, soy viuda hace 6 años. En un principio estaba todo bien. Me dice que tenía carne en el freezer que comíamos en un rato hasta que en un momento, me dice “como me cagaste, porque no fuiste capaz de mandarme un mensaje”. Yo le dije que respeté su decisión. Hablamos de todo eso. Lo empecé a notar un poco raro. Se había servido un vaso de vino, mientras charlábamos.

– ¿Él estaba en pareja?

– Alejandro era separado desde hace 5 años y me contó que después de eso quedó con problemas y tomaba alcohol, pero conmigo nunca había reaccionado en forma violenta. ¿Drogas? No se. Cuando estaba conmigo nunca lo vi drogarse”

-¿Cómo siguió todo?

-Hasta las 12 de la noche estaba todo bien. Nos vamos a la pieza, tenemos relaciones sexuales como pareja, hasta que de la nada, me empezó a ahorcar. Me vuelve a preguntar si me despedí de mis hijas y me dice, porque vos hoy de acá no te vas, el amanecer no lo vas a ver. Yo ya empecé a temer por mi vida . No entendía por qué reaccionaba así. Nunca había pasado algo similar.

– ¿Pensaste que te iba a matar?

– Sí. Me dice: “vos el amanecer no lo vas a ver porque a las 6 de la mañana vas a estar colgada acá con los ganchos”. En ese momento, se transformó y empezó con los golpes, me pegaba y me agarraba de los pelos. Me dice que venía “un amigo”; no entendía a qué se refería. Hace entrar al rottweiler y que me obligaba  que el perro me penetrara. Le dije que no que eso no. Me di cuenta que lo iba a tener que hacer para que no me matara y acceder a lo que me pedía, porque no iba a poder tener ayuda para escapar

-¿No tenías nada a tu alcance para defenderte?

– No tenía nada para defenderme, él ya estaba loco y tiene más fuerza que yo. Incluso en el lugar, no hay señal y tenía el celular guardado en la cartera. Me dice “yo pensé todo el sábado y domingo como te iba a matar, puse música en casa, ordené todo y ahí lo organicé”. Yo pensé que si me ponía violenta, me mataba inmediatamente. Él me decía que no le importaba ir preso, porque no perdía nada. Que lo único que tiene es su hijo y “la otra hija de puta, (por su ex mujer), no me lo deja ver, si me muero nadie se va a acordar de mi repetía”. Me hablaba mal, me insultaba. Me decía que me iba a enterrar atrás en un pozo.

“Me hace poner en “cuatro patas”  y obliga al perro a tener sexo conmigo”

Seguidamente, la mujer cuenta a “el Retrato…” que también Alejandro Mendoza la obligó a tener sexo con un perro.“Al principio me negaba a estar con el rotwailer, pero me tiraba más el pelo y me pegaba. Tiró una frazada en el piso y yo gritaba ¡Dios ayudame!, pero me decía que nadie me iba a salvar”, relató.

“Me llevó hasta el patio y agarra al perro. Me hace poner en “cuatro patas”  y obliga al perro a tener sexo conmigo, porque el animal también se negaba. Yo le pedía que por favor me lo saque, y mientras me insultaba y sale en búsqueda de otros perros, dejándome encerrada”, declaró a la vez que confesó que sentía “mucho miedo. Estaba aterrorizada y paralizada. Él me hablaba de una soga que había afuera preparada para colgarme”.

“Me insultaba, me decía puta y no tuve opción”

– ¿Te obligó a hacer alguna otra cosa?

– Sí, después de lo del perro, me dice que va a ir a buscar otra cosa, hacía todo como con bronca y fue a buscar una botella. Me dice que ahora me iba a introducir una botella. Me insultaba, me decía puta y no tuve opción. Después, me dice que quiere que lo presente en mi casa. Yo le seguía el juego, me preguntaba por parejas anteriores, como la tenían.

– ¿Te seguía amenazando con matarte?

– Constantemente. Después de que pasó lo de la botella, me vuelve a decir que me va a enterrar en el fondo y me dice ¿esta mano entrará? Me hace acostar, le pido que por favor basta, que ya estaba, que con lo del perro y la botella, ya era suficiente. Me mete la mano derecha en la vagina. Me dolía mucho. Le veo sangre en el dedo. Me decía que tenía que entrar toda la mano. Me mató del dolor. Con la otra mano, me tenía inmovilizada. Me pegaba en la cabeza y en la espalda, se ponía loco. Yo estaba toda llena de sangre. Me dice mira llegaste a ver el amanecer, miro por la ventana y veo todo clarito. Me alegré, pero me dice que ahora iba a poner la carne para que comamos y que si me iba, iba a ser en 40 minutos. Me dice te salvaste por nada, porque cumpliste con todos mis requisitos porque para esta hora ya estabas enterrada acá atrás en el fondo. Si vos no cumplías con lo que pedía, no veías el amanecer.

– ¿Te obligó a hacer otra cosa?

– Sí, voy a lavarme, me dice que soy re maricona y que él ya lo había hecho otra vez. Quería que lo sigamos haciendo, y me obligó a tener sexo oral. Yo ya estaba toda lastimada, no podía más, no quería que me vista. No sabes el dolor que pase.

-¿Cómo terminó todo?

– Porque al rato, siento que se durmió. Lo tocaba y no se despertaba, me doy cuenta que estaba dormido en serio. Sentía que roncaba. Salí cerca de las 7 de la mañana, salté la tranquera y camine 18 cuadras, me alejé de la zona. Estaba toda manchada. Quería llegar a mi casa. Llegué y seguía toda llena de sangre. Le dije a mi mamá, fuimos a la sala e hice la denuncia.

“Me tuve que bancar que me pasara todo lo que pasó, pero hoy, por lo menos, lo puedo contar”

Por último, la mujer 39 años manifestó ante “el Retrato…”: “Yo tuve ovarios para hacer lo que hice, no podía permitir que mis hijas pierdan a la madre. Me tuve que bancar que me pasara todo lo que pasó, pero hoy, por lo menos, lo puedo contar”.

 

Powered by keepvid themefull earn money