Manino Iriart y la basura de Mar del Plata: Un problema de todos

El acelerado proceso de urbanización y de crecimiento demográfico de las ciudades que se registra a nivel mundial trae aparejado una serie de consecuencias perjudiciales para la calidad de vida, como el aumento desmedido de la cantidad de basura generada, y plantea nuevos desafíos para las ciudades: la gestión sustentable de dichos residuos urbanos.
En este sentido, el diputado provincial Rodolfo Manino Iriart señala que “uno de los factores estrechamente vinculados a la sustentabilidad urbana remite a la capacidad de las ciudades para gestionar integralmente los residuos que se generan. La gestión integral de residuos sólidos urbanos es, en este sentido, un ciclo que se inicia con la generación, y que abarca la disposición inicial domiciliaria (separación diferenciada en origen), la recolección, el transporte, el tratamiento (acondicionamiento y separación de materiales), el reciclado (recuperación de materiales) y la disposición final”.
Sobre el problema de la basura en Mar del Plata, Iriart indica que “la Provincia de Buenos Aires es de las que más residuos sólidos municipales genera anualmente a nivel nacional (más del 30% del total de residuos producidos en todo el país). Según un informe elaborado por la organización “Mar del Plata Entre Todos” en base a datos del Ente de Obras y Servicios Urbanos (2015), cada marplatense produce 1,8 kilogramos de basura por día, una preocupante cifra que está muy por encima del promedio nacional y el de la provincia de Buenos Aires”. 
Se trata indudablemente de un problema que no sólo demanda un abordaje integral y urgente, sino que es percibido como tal por los propios marplatenses. En este sentido, según un informe del Observatorio de la Ciudad de la Universidad Fasta (2017), para el 66% de los marplatenses la basura es un problema y el 84% cree que la ciudad es sucia. 
Desde la implementación en 2012 del programa Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), en Mar del Plata se promovía la separación domiciliaria entre residuos no recuperables y recuperables secos (bolsas negras y verdes). Sin embargo, Iriat alerta que “el porcentaje de recuperación es aún muy limitado”. Según la Cooperativa CURA, que realiza el procesamiento y recuperación de los residuos secos, sólo 5 de cada 100 bolsas verdes de basura que recibe en sus instalaciones están correctamente separadas en origen.
En este marco, para el legislador el problema de la basura “no se agota en la crítica situación del predio destinado a la disposición final de los residuos: es  indispensable la educación y concientización de los vecinos acerca de la importancia de clasificar adecuadamente los residuos recuperables”. basura2
“El reciclaje y la recuperación de los residuos sólo es posible con una adecuada separación en origen. Y para ello es indispensable la educación y concientización de los vecinos acerca de la importancia de clasificar adecuadamente los residuos recuperables. Según la Cooperativa CURA, quien realiza el procesamiento de los desechos secos, recibe en sus instalaciones solo 5 de cada 100 bolsas verdes  de basura correctamente separadas”, sostiene.
 “El asunto de qué hacer con la basura es un problema que necesita urgente atención por parte de todos los vecinos”, dice el legislador pero aclara que “la mayor responsabilidad la tiene el Estado local”.
Para concluir, el diputado Iriart señala que “de no hacerse las inversiones necesarias para promover la separación domiciliaria y fortalecer el proceso de recuperación con fines de reciclaje, no sólo continuaremos contaminando el ambiente y contribuyendo al rápido agotamiento de la capacidad del predio de disposición final, sino también desaprovechado un mercado potencialmente rentable para la ciudad”.

Powered by keepvid themefull earn money