Volponi preocupado por la situación que está atravisando la obra privada

El concejal del PRO Guillermo Volponi manifestó su preocupación por diferentes cuestiones que rodean a la industria de la construcción marplatense, y que empiezan a generar atrasos en la actividad privada. “Uno de los problemas se centraliza en la factibilidad que Obras Sanitarias otorga previo al inicio de las tareas. Resulta que dicha factibilidad, que a priori debería ser un trámite dentro del proceso, se vuelve compleja por dos motivos: la tardanza en el otorgamiento y su elevado costo” comenzó diciendo.

Durante las últimas semanas el concejal del PRO mantuvo reuniones con el Centro de Constructores, referentes del sector que llevan adelante las obras privadas en la ciudad, quienes coincidieron con representantes del gremio de la UOCRA en que es necesario solucionar esta cuestión. Al respecto, Volponi señaló que “nos preocupa que existan trámites con demoras de entre 8 y 12 meses y un costo promedio de $ 21.500 por unidad habitacional. Esto impacta tanto en el constructor que hace un edificio como en el vecino que elige hacer un dúplex para su hijo en un barrio cualquiera de la ciudad. Lo mismo pasa con el sector productivo, ya sea para una empresa en el puerto o una fábrica en el Parque Industrial”.

Frente a esta situación Volponi adelantó que “pediremos una reunión con el Presidente de OSSE para consensuar de qué manera se puede descomprimir este cuello de botella, que provoca dificultades en quienes realizan la obra privada local. Ya estamos elaborando un plan de acción que aporte certeza y previsibilidad al sector, por lo que pediremos todo tipo de información de parte de la empresa municipal como también de los privados -el Centro de Constructores, los colegios profesionales, entre otros- buscando hallar una salida al problema”.

En el mismo sentido, el edil puso varios ejemplos que grafican lo que viene ocurriendo: “un edificio de 40 departamentos tiene que pagar más de $800.000 y esperar más de medio año antes de empezar a trabajar. Existe el caso de una cervecería artesanal que proyecta ampliar su área de producción, pero para eso debe pagar $ 450.000 antes de empezar, lo que ha generado que los propietarios reevalúen dicha ampliación. De no concretarse, no solo se pierden puestos de trabajo en la construcción, sino también que se pierde la posibilidad de ampliar la capacidad de producción lo que significa menos operarios en la industria cervecera y luego menos personal en los puntos de degustación, bares o cervecerías artesanales. Esto obliga a tener una mirada racional y eficiente sobre el sector, sobre la industria y la generación de empleo para Mar del Plata”, resaltó.

Luego de haber mantenido reuniones con distintos representantes de la industria, Volponi se comprometió a seguir de cerca la problemática. “Con nuestro equipo de trabajo entendemos que la construcción es una pieza clave en la industria, que genera mano de obra directa y dinamiza la economía local y regional. Y para que fluya de manera adecuada todos los eslabones de la cadena deben estar perfectamente funcionando”, aseguró.

Finalmente, el concejal Volponi resaltó que, ” estamos preocupados porque vemos que el circuito normal de funcionamiento de la construcción se va frenando, las grandes inversiones ya no solamente evalúan a Mar del Plata como puntos para el desarrollo de proyectos sino que empiezan a considerar otras localidades de la zona donde no existen este tipo de escollos, el sector de la construcción opera con baja rentabilidad y posibilidades de ganancias muy justas lo que genera que sean repensadas varias veces las oportunidades de nuevos proyectos. Estamos convencidos que hay que generar más acceso de la clase media a la vivienda, y para eso hay que fomentar la industria con medidas claras y concretas”.

 

Powered by keepvid themefull earn money