España expulso al embajador de Venezuela y tiene 72 horas para irse

El Gobierno español ha declarado ‘persona non grata’ al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, en “estricta reciprocidad” por la decisión ayer del régimen de Nicolás Maduro de expulsar al embajador español en Caracas, ha informado Íñigo Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Así lo ha confirmado el portavoz del Gobierno, después de que  las autoridades venezolanas decidieran expulsar al embajador de España en el país caribeño, Jesús Silva Fernándezquien dispone de un plazo de 72 horas para abandonar Venezuela.

Méndez de Vigo ha lamentado la decisión de las autoridades venezolanas de expulsar al embajador español en Caracas y ha dejado claro que ante esta “medida de calado” por parte de Venezuela, el Gobierno español se ve en la obligación de aplicar una “respuesta proporcional” y en “estricta reciprocidad” declarando ‘persona non grata’ al embajador venezolano en España.

Esta decisión conlleva la expulsión del embajador venezolano, quien dispondrá de un plazo 72 horas para abandonar España. No obstante, Isea ya se encuentra en el país caribeño después de que su Gobierno decidiera llamarlo a consultas.

Video thumbnail

España y Venezuela: el crecimiento de una crisis

A pesar de la decisión adoptada por el Gobierno, Méndez de Vigo ha subrayado que España desea mantener con Venezuela unas relaciones basadas en la “amistad, el respeto y la cooperación”, si bien constató que las decisiones tomadas por las autoridades venezolanas “hacen difícil verificar ese deseo”.

Ha manifestado que el Ejecutivo desea para los venezolanos “lo mismo” que para los españoles: “que vivan en democracia y prosperidad”. “Seguiremos trabajando para que esto sea así en el marco de la UE y bilateralmente”, ha apuntado.

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, dejó ayer claro  en Davos (Suiza) que el Gobierno español respondería con “proporcionalidad y reciprocidad” a Venezuela. El jefe de la diplomacia española elevó hoy al Consejo de Ministros un informe en el que presentó las alternativas con que se contaba para dar una respuesta a las autoridades venezolanas.

En aras de esa “proporcionalidad y reciprocidad“, el Gobierno optó por declarar ‘persona non grata’ y expulsar al embajador venezolano en España.

La enésima crisis diplomática entre Venezuela y España estalló el pasado miércoles después de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, llamara a consultas a su embajador en Madrid por una “agresión injerencista y colonialista del Gobierno del Reino de España”.

Esta decisión fue considerada por el propio Dastis como “desproporcionada”. No obstante, horas después las autoridades venezolanas redoblaron su desafío declarando ‘persona no grata’ al embajador español en Caracas, lo que viene acompañado de la expulsión del país.

España y Venezuela han mantenido distintas disputas diplomáticas en los últimos años. Prueba de ello es que se han producido diversas llamadas a consultas de embajadores recíprocas y que desde 2014 el Gobierno español ha convocado seis veces al embajador venezolano para trasmitirle alguna queja.

No obstante, la expulsión del embajador español es una vuelta de tuerca que parece responder al hecho de que las autoridades venezolanas acusan a España de ser la principal promotora de las sanciones de la UE contra dirigentes del país caribeño.

Ante esta situación, el Gobierno español ha decidido actuar con la misma contundencia que su contraparte venezolana.

La escalada verbal de los últimos días entre el Gobierno de Venezuela y el Español supone la mayor crisis diplomática desde que llegara el chavismo al poder hace 19 años.

Cs pide “firmeza democrática”

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que España actúe con “firmeza democrática” ante la situación de Venezuela y no se quede “impasible”.

Tras la reunión del Comité Ejecutivo nacional de Cs en Toledo, Rivera ha recordado en declaraciones a la prensa que su formación ya solicitó al Gobierno en abril de 2017 la retirada del embajador español en Caracas “por la violación de derechos humanos y porque España no puede permanecer impasible ante la situación”.

“Frente a la tiranía, uno tiene que tener firmeza democrática y no estar haciendo cábalas ambiguas para quedar bien con nadie”, ha subrayado ante la expulsión del embajador de España en Venezuela.

Poco antes de conocerse el anuncio del Ejecutivo de Mariano Rajoy de declarar “persona non grata” al embajador deVenezuela en España, Rivera ha opinado que se debería haber “empezado a tomar sanciones concretas contra los chavistas que están utilizando a España como lugar para traer dinero de la narcotiranía”.

En este sentido, ha lamentado que el Gobierno español “no ha hecho nada” y ha agregado que “no tiene sentido” pensar que la solución sea “dialogar con un tirano que juega con los presos políticos como si fueran mercancía”.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money