Manino Iriart no le tuvo piedad a Guillermo Montenegro, el candidato de Vidal

En diálogo con “el Retrato…”, el diputado provincial se refirió a la actualidad política que atraviesa la ciudad y a la tensa relación que se percibe con la provincia; de la “instalación” de Guillermo Montengero en Mar del Plata con el paraguas protector de María Eugenia Vidal.  También, habló de sus proyectos en la legislatura, el rol de la oposición y miramientos de cara al 2019.

“Todo el mundo sabe hoy que hay una ruptura entre el gobierno municipal y el gobierno provincial”, aseguró el diputado Rodolfo “Manino” Iriart . En las últimas visitas, la gobernadora María Eugenia Vidal, evitó la foto con el intendente, como así también los recorridos oficiales. Además, se lo pudo ver al diputado de Cambiemos, Guillermo Montenegro, en la ciudad. Según se rumorea, se mudaría a Mar del Plata con vísperas al 2019.

“Tal vez sea una estrategia la de dejar al intendente a un lado para poner a alguien del riñón del macrismo, pero creo que estas cosas no se hacen, rozan lo antidemocrático”, manifestó Iriart y agregó que “los ministros prácticamente no se juntan con Arroyo, lo van a ver a Montenegro, los índices de conocimiento del diputado acá son muy bajos, probablemente vaya a necesitar de la gobernadora para ver cómo levanta si buscan instalarlo”, en relación a la posibilidad de que sea candidato a intendente el año próximo.

Iriart consideró que “no es criterioso que el espacio político de Cambiemos haya ganado hace dos años y hoy quiera hacer oficialismo con Arroyo y oposición con sus concejales o con Montenegro, creo que mal que les pese a algunos hay que dejarlo gobernar”.

Sin embargo, nadie quiere contradecir a Vidal, Manino coincide y asegura que “pareciera que ha ganado la visibilidad positiva en la comunidad pero me parece que está en falta, sin ir más lejos dijo que venía a pasar sus vacaciones a la ciudad y apareció en Villa La Angostura”.

En este sentido, relató que en lo que va de su gestión, “la acompañé en el Presupuesto, la acompañé en la emergencia de seguridad porque creí que era el momento, ya ha tenido dos años y un poquito más para gobernar y veo una desatención en lo que hacen con Mar del Plata. No se resuelve mandando a alguien para que solucione un problema inmediato pero no de fondo”.

Consultado por el rol de la oposición, tanto a nivel municipal como provincial, el diputado reconoció que “nos falta ser más contundentes” pero que “nos amontona esta cuestión de concentración constante y selectiva, donde los ministros nacionales son cada uno un CEO que representa a una empresa con sus intereses: tenemos un ministro de Trabajo que habla de blanqueo y tiene a su empleada en negro, Aranguren que propone aumento en las tarifas de combustible y es parte actuante de las empresas petroleras, un ministro de Economía que dice que tenemos creer en la Argentina pero tiene el dinero afuera, se trata de una cadena de incongruencias”.

El año próximo es de elecciones y los argentinos volvemos a elegir la conducción del país, la provincia y la ciudad, preguntado por la posibilidad de que sea candidato a intendente, Iriart manifestó que “la verdad es que no siento que hoy la gente me pida eso. Siento que la sociedad nos reclama otras cosas: que no los dejemos solos, me preguntan cómo hago para pagar estas facturas de luz y gas, a quién recurro para que me explique, no me atienen el teléfono cuando tengo un problema de salud, creo que hay otras cuestiones que atender hoy y hablar de nombres rompería con todo el sistema”.

“Creo que es un año para discutir ideas incluso con el oficialismo. Nadie llama a la oposición de ningún sector hoy para charlar de cómo resolver las cosas, eso nos habla de una soberbia y una omnipotencia que no nos gusta”, puntualizó el diputado.

Por otro lado y en relación a sus proyectos en la legislatura puntualizó en que es preciso “modificar las matrices productivas”. Manino Iriart ejemplificó con lo que sucederá en abril o en octubre en Estados Unidos: “vamos a vivir la Semana de Mar del Plata en Nueva York que va a consistir en llevar microemprendedores, en llevar nuestra cultura, en poder mostrar nuestra ciudad en el centro de Manhatan para poder publicitarla en el mundo, es un hecho inédito generado por nuestro bloque en conjunto con el consulado. Lo mismo pensamos hacer en España y en Italia”.

“Nos parece importante porque tiene que ver con encontrar otra matriz productiva en el turismo ya que contamos con apenas el 0,7% de turismo extranjero en la ciudad y generalmente son de países limítrofes. Se ha perdido eso de mostrar a Mar del Plata en las Ferias, incluso en aeropuertos”, relató.

Asimismo, dijo que “las recorridas gastronómicas también son parte del cambio en la matriz productiva, hay rutas en Caba, en otras ciudades como la del vino en Mendoza, circuito chico en Bariloche hace cincuenta años, nosotros no tenemos ninguna ruta, pero tenemos por ejemplo tres lagunas, el mejor restaurante de América Latina que es Zaraza Negro y un cordón frutihortícola que compite con el de La Plata, Berisso y Ensenada. Cambiar la matriz productiva tiene que ver con eso, mostrar a la ciudad más allá de la playa”.

También el puerto es un diamante en bruto, según Iriart “hay posibilidades de armar una pequeña La Boca, contando sobre el origen de determinadas casas, astilleros, productos gastronómicos, edificaciones. Me parece que Mar del Plata no eligió un gobierno como el que tenemos para que haga lo que está haciendo”, finalizó.

 

Powered by keepvid themefull earn money