Una fuerte tormenta deja al menos siete muertos en Holanda, Alemania y Bélgica

Un fuerte temporal que azota el centro de Europa ha dejado al menos siete muertos en Holanda Alemania y Bélgica, además de varios heridos. En concreto, los vientos del temporal Friederike han provocado tres muertos en Holanda, donde otras seis personas sufrieron heridas de diversa consideración y la intensidad del temporal ha obligado  al corte de algunas carreteras y la cancelación de trenes y de vuelos.

La prensa holandesa ha informado de que se trata de la tormenta más fuerte desde 1990 y las autoridades han recomendado que los camiones que viajan sin carga aplacen su viaje, pues algunos han volcado en la carretera. En uno de los accidentes, a un hombre de 62 años que salió de su camión para quitar una rama de la carretera le cayó otra encima que lo mató en el acto, en la localidad de Wesenberg, al norte de Holanda, informó la policía local de la región de en su cuenta oficial de Twitter.

La segunda víctima mortal fue otro hombre que se encontraba dentro de su vehículo cuando le cayó encima un árbol, en la región de Enschede, al este del país.

 En otro incidente, el conductor de un autobús escolar resultó herido grave y cinco niños sufrieron heridas de diversa consideración, después de que el vehículo chocara contra un árbol a causa de la tormenta. Según informó la Policía, el accidente del autobús escolar tuvo lugar en la región de Brabante, al sur de Holanda, cuando el conductor perdió el control del vehículo y chocó contra un árbol debido a las condiciones meteorológicas.

Video thumbnail

Las fuertes rachas de viento tiran al suelo a una persona en Holanda

La tormenta, con vientos de hasta 143 kilómetros por hora, ha activado hoy el código rojo en Holanda y provocado también el cierre temporal del espacio aéreo de los aeropuertos de Amsterdam y Rotterdam, provocando la cancelación de cientos de vuelos. Ambos aeropuertos han anunciado que el espacio aéreo se comenzará a reabrir de forma gradual a primera hora de la tarde, cuando se calcula que remita la tormenta. Algunos pasajeros, que entraron en sus aviones cuando el espacio aéreo todavía estaba abierto, se han visto obligados a permanecer en el interior de las aeronaves.

Tres muertos en Alemania

En este país, al menos tres personas han fallecido a consecuencia del temporal, que obligó a paralizar todo el tráfico ferroviario de larga distancia por seguridad. El temporal entró en Alemania por el oeste procedente de Holanda, con ráfagas de alrededor de 130 kilómetros por hora. El Servicio Alemán de Meteorología (DWD) ha certificado que la fuerza de “Friederike” supero a la del temporal Kyrill, que hace once años causó cerca de cuarenta muertos en Europa, al registrarse rachas de viento de hasta 203 kilómetros por hora.

La primera víctima mortal se ha registrado en la ciudad de Emmerich, casi fronteriza con Holanda, donde un hombre de 59 años fue golpeado por un árbol derribado por el viento en su jardín. En el mismo estado de Renania del Norte Westfalia murió un camionero de 68 años en un accidente de tráfico causado por el temporal y en Turignia murió un bombero al caerle un árbol, que dejó herido grave a un compañero suyo.

Los heridos por ramas y objetos arrancados por el viento, como fragmentos de tejados, se contabilizaban por decenas en los distintos estados federados, sin un balance global oficial. La caída de árboles y ramas afectó también al tendido eléctrico y varias decenas de miles de personas se quedaron temporalmente sin electricidad en el oeste del país.

Autoridades locales y regionales decidieron cerrar varios puentes y tramos de autopistas por motivos de seguridad, al volcar algunos camiones por los vientos huracanados y derribar el aire árboles y señalización viaria sobre la calzada.

Otra víctima mortal  en Bélgica

En los suburbios del sur de Bruselas, una automovilista ha muerto después de que un árbol aplastase su vehículo. Los servicios de socorro están desbordados y han pedido a la población que sólo contacten para pedir ayuda en casos de riesgo grave.

La persona fallecida es una mujer que se encontraba en el interior de un vehículo sobre el que se ha derrumbado un árbol a causa de las fuertes rachas de viento. El suceso se ha producido a primera hora en la localidad de Grez-Doiceau, situada al este de Bruselas, en el Brabante valón.

También se han producido varios heridos en distintos puntos del país, el más grave de ellos ha sido el sufrido por una mujer en Amberes que ha recibido un golpe en la cabeza con una placa metálica que se ha volado. El tejado de una escuela de primaria se ha derrumbado en la provincia de Limburgo, aunque los alumnos han podido ser evacuados y ninguno ha resultado herido, según informan medios locales.

Por Hugo Barze, Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money