El clásico entre Peñarol Quilmes conenzó a jugarse en la playa

peña

Con la presencia de varios representantes de Peñarol y Quilmes, el clásico más importante del básquet argentino se empezó a jugar en las Playas del Balcón. Este sabado a las 21 se verán en el parquet del Polideportivo Islas Malvinas, pero antes, los protagonistas se cruzaron en un hermoso balneario del sur marplatense para compartir un grato momento con los clientes y atender a la prensa.

Por el lado de los locales, los “Milrayitas”, estuvo el entrenador Leonardo Gutiérrez, acompañado por los jugadores Alejandro Diez (capitán) y Nicolás Zurschmitten. Del lado de los “Cerveceros”, se acercaron Javier Bianchell y Maximiliano Maciel (coach y capitán), junto con Eric Flor y Enzo Ruiz.

Después de un momento de diversión, firma de camisetas, selfies y juegos, los protagonistas dejaron sus sensaciones en diálogo con los medios de comunicación que se acercaron. “Nosotros no llegamos de la mejor forma porque venimos de perder cuatro partidos seguidos. Pero los clásicos son distintos y si estás mal tenés que dejarlo afuera. Hay que poner todo y jugarlo como una final. No importa que no estemos en un buen momento porque se deja todo de lado. Estamos buscando el camino y mejorando cosas. Encontramos una forma pero nos falta cerrarlo. Cuando lo hagamos seremos más competitivos”, dijo Gutiérrez.

“Nosotros estamos en una etapa de reestructuración, porque sufrimos una baja. Estamos tratando de buscar identidad nuevamente. No tenemos grises y nos cuesta encontrar el camino cuando las cosas no salen, o cuando nuestro ritmo de juego natural no fluye. Estamos competitivos pero no el tiempo suficiente como para ganar los partidos y eso puede ser por una cuestión más mental que basquetbolística”, comentó Bianchelli.

peña2 En cuanto a la palabra de los capitanes, Diez sostuvo que “con los referentes ya empezamos a hablar del clásico después del partido con Olímpico de La Banda. Necesitamos una victoria. Mejoramos mucho pero no se nos dan los resultados. Tenemos que seguir por este camino y juntar fuerzas porque ganar el clásico nos puede dar confianza y tirarnos para arriba”.

Maciel, por su parte, explicó: “este clásico nos agarra en formación, pero en los anteriores que jugamos en la temporada hicimos las cosas bien y tenemos una idea de cómo jugarlo. Ahora no está “Ricky” (Sánchez), pero tenemos que seguir adelante. Nosotros también sabemos lo importante que es. Si corregimos algunas cosas y lo ganamos nos puede ayudar a ganar confianza”.

Uno de los condimentos que tendrá el clásico es que en Quilmes no jugará el puertorriqueño Ricky Sánchez y en Peñarol estaá Kyle Lamonte. Sobre esta situación declaró Gutiérrez y argumentó que “ofensivamente, Lamonte nos está dando mucho, está teniendo una temporada muy buena, con grandes porcentajes. Y el último partido hizo siete asistencias. Sabe jugar la básquet y nos da volumen. La salida de ´Ricky´ no nos varía mucho porque siguen teniendo jugadores con tiro de tres puntos en esa posición, como Omar Cantón o Maciel.

Bianchelli, a su turno, explicó: “con Lamonte el equipo de Peñarol mejoró. Jugamos contra él en la Sudamericana y le hicimos un scouting especial, pero no estaba en el nivel que está hoy, por eso merece una atención especial. Con respecto a nosotros, no puedo hablar de alguien que no está. Tengo el equipo que tengo y del cual me voy a agarrar para hacerlo fuerte y salir hacia adelante”.

Fotos Gntileza: Gustavo Boneco

Powered by keepvid themefull earn money