Este jueves por la noche… “Habemus” Gato Peters

Como cada temporada, el popular humorista Gato Peters regresa a Mar del Plata con un nuevo espectáculo. En este caso con “Habemus Gato” (Rían por mi), con el que promete una imperdible sucesión de cuentos para reír a pura carcajada.

 Todos los jueves de enero y febrero a las 22:00 en la sala Melany del Centro de Arte RadioCity+Roxy+Melany, ubicado en San Luis 1750, Peters realiza una pincelada de la idiosincrasia argentina bajo la atenta mirada de un hombre que sabe hacer de los detalles, todo un arte. En “Habemus Gato”, este “standapero criollo” o como se conocía antes a los cuentistas o monologuistas, describe a través de sus historias, paisajes autóctonos que van de la llanura argentina, sus habitantes y los mitos de cada región.

“Cada año estreno un espectáculo y me enamoro de los temas nuevos. En ellos muestro fotos, narro costumbres y le busco el rasgo exagerado a una caricatura para que sea risueña, pero al fin y al cabo se trata de cosas que están muy cerca nuestro, del entrecasa de la gente. Ahora, por ejemplo, estoy muy contento con la evolución de la peluquería de los caballeros o de la parrillada de vegetales”, comenta el Gato.

Con la minuciosidad de un cirujano, aunque en realidad sea de profesión veterinario, Peters analiza a la perfección al ser nacional por medio de increíbles anécdotas narradas con su estilo inconfundible, un humor simple y directo, pero a la vez sutil e inteligente. La vedette de sus shows son su perorata criolla y los relatos de los personajes de la pampa gringa, como sólo él los puede enumerar.

“Cuando veo en mi público una mirada cómplice me alegro porque sé que desde la butaca están conmigo en la historia. Llevo 40 años de carrera y lo sigo disfrutando, devolviéndole a la gente todo lo que de ella he recibido. Me acompaña toda mi familia, mi señora y mis hijos, incluso uno de ellos es mago y hace las presentaciones de cada show” explica el artista, y agrega que “las historias no tienen dueño: son como esos perros sueltos que, si les hacés un mimo, se quedan con vos. Así son los dichos, que pasan de boca en boca y se exageran pero no dejan de repetirse de pueblo en pueblo y de barrio en barrio, incluso aunque cambien los protagonistas”.

Para su nuevo unipersonal, el Gato, referente único del humor nacional y campero, analiza con ironía la actualidad y las modas. Así surgen textos como la parrillada de verduras con “La parrilla no se mancha”; la comparación graciosa del paso del tiempo con lo que ocurre en la peluquería de caballeros; anécdotas de pueblo con “De gomerías y gomeros” o un accidentado festival de verano con “La fiesta del cascarudo”. También, los modismos coloquiales en “Formas de hablar de la gente”, las tradicionales anécdotas de personajes del campo entre otras historias, cuentos y monólogos a puro humor.

Powered by keepvid themefull earn money