Muerte en el acantilado : La justicia otorgó una medida de resguardo del sector

n el marco de la investigación que se originó luego de la muerte de una nena de 3 años en la playa conocida como “Las Delicias”, cercana a Camet. por el desmoronamiento de un acantilado,  el fiscal Fernando Berlingeri dialogó con “el Retrato…” y confirmó que en las últimas horas la Justicia de Garantías “dispuso una medida cautelar genérica por 7 días de resguardar todo el sector donde se produjo el desmoronamiento, pero no clausuró el balneario”.

En tal sentido, Berlingeri explicó que la Fiscalía “le pidió al juez de garantías, Gabriel Bombini, la clausura del balneario”, pero que el magistrado “dispuso una medida cautelar genérica por 7 días de resguardar todo el sector donde se produjo el desmoronamiento, la cual consiste en restringir el acceso a la zona donde se encuentra el acantilado”.

“El lugar está compuesto por una zona donde no hay acantilado y no hay peligro y otro, donde sí lo hay. Por eso, en vez de clausurar el balneario, la disposición del juez fue vallar para que no se acceda a esa parte donde se encuentra el acantilado y que se pueda utilizar la parte de playa del balneario”, expresó.

Asimismo, el fiscal que interviene en la causa adelantó que “se está esperando ese resultado oficial de la autopsia, la cual determinará si la nena muere por asfixia al quedar por debajo del material que se desprendió del acantilado o si muere por algún traumatismo con los golpes que tuvo en ese momento” y agregó que “también se solicitaron diversas medidas como para recrear los sucesos”.

En relación a lo anterior, puntualizó en que solicitaron información al 911 “para determinar bien los horarios en que se brindó la asistencia como también para especificar cuánto tardó la ambulancia en llegar, cuánto se tardó en trasladar a la nena al Hospital Materno y demás”.

“Se ordenó también una planimetría, donde se verificó que no existía ningún cartel que advertía sobre los peligros de desmoronamiento”, remarcó el representante del Ministerio Público Fiscal a la vez que comentó que también se encuentran certificando “si existía algún antecedente en la Municipalidad que alguien haya manifestado sobre este peligro y no se hizo nada o si realmente no se tenía en cuenta esta circunstancia y por eso es que no se colocó ningún cartel alertando al bañista”.

A su vez, comentó que también habrá que analizar “el sistema de responsabilidad de playas públicas. Dentro de la Municipalidad de General Pueyrredón el poder de policía en esta playa lo tiene la propia comuna y en ese sentido, qué disposición había para el bañista, el turista y el servicio normal.”

El fiscal se refirió a que habrá que corroborar sobre si la zona del incidente “era un sector de playas públicas o un sector donde uno simplemente se podía bañar y se le garantizaba la integridad por medio del guardavidas, pero no se le brindaba ningún otro servicio” y también se verificarán “todos elementos referentes a la situación dinámica de la diaria en el balneario”.

“Hay que tener en cuenta si se cumplió con todo el sistema de emergencia que se pone en movimiento después del llamado al 911”, aseguró Berlingeri a “el Retrato…”.

En ese contexto, hizo hincapié en que “si no hubo ningún defecto en la explotación del sector de playas, la causa terminará como un accidente y nada más, pero si hubo alguna negligencia por parte de algún funcionario público cada uno responderá en función de las obligaciones que tenía. Si las cumplieron bien y sino las cumplieron, estaremos frente  a un caso de incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

“Es parte de la investigación determinar hasta donde llega la función del guardavidas”

Por otra parte, se refirió a la responsabilidad de los guardavidas y resaltó que si bien “colaboraron en el hallazgo de la nena como también con las maniobras para tratar de rehabilitarla, es parte de la investigación determinar hasta donde llega la función del guardavidas, es decir, si solamente tienen que evitar que la gente se ahogue o si tienen alguna directiva en particular sobre la posibilidad de un derrumbe”.

“Si ellos no tenían ninguna advertencia al respecto no tendrán ninguna responsabilidad y hay que ver cuál es la función específica del guardavidas, si se dedica a prevenir solamente los accidentes dentro del agua o tenía alguna vinculación con el alerta sobre este tema, sobre lo cual hasta el momento no hay ninguna información que indique que los guardavidas tenían que encargarse que la gente no se acerque a los acantilados”, apuntó.

Sin perjuicio de lo anterior, Berlingeri comentó que “los guardavidas han alertado igualmente a la gente sobre esto y el día del suceso incluso había personas que ocuaban el sector, fue uno de los elementos que utilizamos para pedir la clausura”.

Powered by keepvid themefull earn money