Una desaparición que lleva 30 días y nadie sabe donde está el submarino

El submarino argentino ARA San Juan, cumplió este viernes un mes de su desaparición, luego de que el 13 de noviembre iniciara su travesía rumbo a la base naval Mar del Plata, en Buenos Aires. El pasado 15 de noviembre autoridades informaron que había perdido el contacto con 44 tripulantes a bordo.

Para iniciar la búsqueda, países como Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido y Uruguay  enviaron a sus tropas para apoyar al Gobierno argentino con el fin de salvar a los 44 tripulantes y encontrar el navío.

En aguas oceánicas se encontraban 14 barcos patrullando la zona en la que presuntamente el submarino había desaparecido. Asimismo, en el aire sobrevolaban 12 aviones, con el fin de verificar desde las alturas alguna señal de vida.

Desde hace un mes la Armada Argentina ha informado sobre las operaciones de rescate realizadas, pero ninguna tuvo éxito.

Al momento de la desaparición, las autoridades indicaron que  los 44 tripulantes tenían un estimado de 30 días de vida bajo el agua, pero ya ha pasado un mes y no hay sobrevivientes.

Ver imagen en Twitter

Las autoridades detectaron una explosión en aguas oceánicas, el día en que el submarino perdió comunicación lo que causó una señal de alerta e informaron, que este hecho fue debido a la ausencia de activación de la baliza de emergencia y la ruptura completa de las comunicaciones en el navío.

Hasta ahora es la única señal que se detectó pero sin poder localizar el submarino y es por ello que el operativo de búsqueda se redujo. 

El comandante del submarino, capitán de fragata Pedro Martín Fernández, había informado previamente a la base, sobre una presunta falla de baterías que tenia el navío y que estimaba llegar a la base en Mar de Plata en 19 días a pesar de la avería.

Los familiares de los 44 tripulantes denunciaron negligencia en los operativos de búsqueda por parte de las autoridades argentinas, además de exigir una respuesta del paradero de sus conocidos.

Según testimonios de los familiares de las victimas, el submarino tenía permitido llevar 37 personas, es decir que tenia a bordo siete personas más de lo permitido.

Powered by keepvid themefull earn money