Alvarado y un triunfo que lo puso en el octogonal para ir por el primer ascenso

albarracin

En un encuentro que no fue bueno y que el calor influyó en el trámite, a Alvarado poco le importó, hizo su trabajo, festejó a poco del final y se quedó con un triunfo por 1 a 0 sobre Rivadavia de Lincoln que le permite mantenerse como puntero de la Zona 1, selló el pasaje al octogonal semifinal del Torneo Federal A y el domingo tiene la posibilidad de asegurar el 1 ó 2 de la tabla, para tener ventaja en la siguiente fase. Wilson Albarracín, de penal, marcó el único tanto a 5′ del final.

El partido en términos generales fue malo. Y en eso tuvo bastante que ver el espeso clima, los más de 30 grados en el “Coliseo”, que sumados al desgaste que traían los jugadores por la seguidilla de partidos, llevó a que el ritmo sea lento, poco atractivo, y con escasas situaciones de gol. En esa primera mitad, el que más cerca estuvo y mejor jugó fue Rivadavia, sin demasiada profundidad, tocando bien hasta tres cuartos de cancha y, casi siempre, equivocándose a la hora de acelerar. Así y todo, inquietó con Hernán Altolaguirre, el grandote centrodelantero que en las dos que se le pudo escapar a Paulucci y Martínez, le sacó pintura al travesaño y al ángulo derecho de Juan Francisco Rago que sólo podía mirar. Después, se repitieron en centros sin destinos o remates desde afuera del área que se perdieron lejos del arco marplatense.
Del otro lado, el “torito” sintió el calor, le faltaba una velocidad más, no presionaba tan arriba para no desgastarse rápido y después le costaba recuperarla. Para peor, cuando lo hacía, buscaba en la larga a Susvielles que era absorvido por los centrales y tenía lejos a sus compañeros. Entonces, el arco de Starópoli quedaba lejos y apenas si lo llamaron a trabajar con un disparo franco de Riera que controló sin problemas, una acción que el “9” no pudo pivotear pero le quedó a Caro que la tiró de primera afuera y, la más clara, otra vez en los pies del exFerro de Pico, que recibió de Urquiza, se acomodó y metió el derechazo bajo que exigió una buena respuesta del “uno”.
El resultado no estaba mal y la noticia lamentable fue la salida, una vez más, por la lesión de Pablo Saucedo en la parte posterior del muslo izquierdo. Había ingresado Cocchi que colaboró con Palisi en la recuperación y se animó con un derechazo alto que cerró la etapa. La segunda, abrió con un “torito” mejor posicionado, mejor parado, que sufrió en el arranque por la derecha, donde Tolosa ganó dos veces seguidas, pero las recharazon los defensores adentro.
Los cambios le dieron un poco más de aire a los equipos y trató de tomar mayor atractivo, aunque las imprecisiones seguían estando a la orden del día. El que mejor llegara desde lo físico al tramo final, podía hacer alguna diferencia. El ingreso de Tamburelli no le dio el rédito que pretendía Schiavi, el local ya no lastimaba y cuando lo hizo con centros la defensa y Rago desactivaron sin problemas. Y de a poco, los de Giganti se animaron más, Lucero seguía corriendo como si recién hubiera arrancado, Urquiza era cada vez más preponderante por derecha, Albarracín entró con muchas ganas, Caro se sumaba y, atrás de ellos, Palisi era un pulpo corriendo y recuperando.
La lentitud del juego, hacía que en cada aceleración pudiera pasar algo. Avisó Lucero por derecha, que se sacó de encima a Macías, sorteó a Lúquez y cuando la tenía para definir, perfilado para su zurda, escuchó el grito de Caro que se la pedía atrás, buscó el pase y dejó pasar una oportunidad clarísima para desnivelar. En la siguiente, después de que Schiavi haya sacado a Altolaguirre para apostar a la velocidad de Perujo, el exIndependiente de Neuquén volvió a ganar por derecha, esperó a Urquiza y tocó para el centro del lateral al segundo palo, Riera le ganó en las alturas a Starópoli que le cometió penal pero Nasier dejó seguir, le quedó a Albarracín que remató al arco sin arquero, López Quintero en la línea respondió como tal y fue penal y expulsión. El propio goleador canjeó por gol con un toque suave, con toda su jerarquía, al palo derecho del necochense que fue al otro lado y puso el 1 a 0 a 6′ del final.
En los 5′ finales y los 6 de adición que dio el árbitro, Rivadavia fue puro apresuramiento, llenó el área de centros para un Altolaguirre que ya no estaba, Alvarado se defendió bien, aguantó con uñas y dientes el triunfo y la clasificación, y terminó festejando el objetivo logrado para poder descansar más tranquilo, llegar de otra forma al choque con Ferro y esperar la definición de la zona propia y la ajena, para conocer sus siete rivales en el octogonal semifinal del Federal A.
Síntesis
Rivadavia (Lincoln) (0): Agustín Starópoli; Pablo Lábbate, Carlos López Quintero, Cristian Lúquez y Lucas Macías; Eric Véliz y Facundo Graziano; Juan Manuel Tolosa,Brian Visser y José Paradela; Hernán Altolaguirre. DT: Fabio Schiavi.
Cambios: ST 13′ José Tamburelli por Paradela, 16′ Esteban Castaño por Véliz y 36′ Emiliano Perujo por Altolaguirre.
Alvarado (1): Juan Francisco Rago; Emanuel Urquiza, Federico Paulucci, Gastón Martínez y Tomás Mantia; Matías Caro, Martín Palisi y Pabo Saucedo; Gonzalo Lucero, Joaquín Susvielles y Ezequiel Riera. DT: Mauricio Giganti.
Cambios: PT 37′ César Cocchi por Saucedo; ST 17′ Wilson Albarracín por Susvielles y 40′ Martín Quiles por Riera.
Goles: ST 40′ Albarracín, de penal. (A).
Incidencias: ST 39′ López Quintero (R)
Árbitro: Esteban Nasier, de Chascomús.
Estadio: “El Coliseo”.
Resto de la fecha
Sansinena 3 – Deportivo Madryn 0
Ferro de Pico 0 – Villa Mitre 0 (parcial)
21.30 Deportivo Roca – Independiente
Gentileza: Sebastián Lisiecki

Powered by keepvid themefull earn money