Descarrila el tren Málaga-Sevilla con 35 pasajeros heridos por las fuertes lluvias

Una avenida de agua procedente del arroyo Alameda, que normalmente va seco, se ha llevado por delante  la plataforma sobre la que se asienta la vía del tren que une Málaga y Sevilla, en el kilómetro 19, dentro del término sevillano de Arahal. Y el tren que hacía el trayecto en dirección a la capital andaluza, y que discurría por ese punto pasadas las 10 de la mañana, se encontró con un tramo de raíles que había quedado prácticamente en el aire en un tramo de bajada justo antes de un pequeño túnel, con lo que el convoy se salió parcialmente de la vía, avanzando aún unos 200 metros antes de que el maquinista consiguiera pararlo.

35 de los 73 viajeros que iban en el tren resultaron heridos de diversa consideración, dos de ellos de gravedad, que fueron trasladados en un helicóptero hasta el hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Se trata de un hombre con una fractura de pelvis y una mujer con un traumatismo abdominal. Ambos se encuentran ingresados en planta. Otra persona continúa en Observación en el hospital de Valme, mientras que otros cuatro heridos han sido dados de alta.

Uno de los pasajeros se encontraba en el aseo cuando se produjo el accidente, con lo que cayó al suelo y fue golpeado repetidas veces por el zarandeo del vagón.

La vía afectada por las lluvias había estado cerrada al tráfico durante las primeras horas de la mañana como consecuencia de una importante balsa de agua en el kilómetro 25. Pero, según informó Adif, los técnicos de mantenimiento comprobaron que el suelo había drenado bien y decidieron reabrirla. No habían pasado más de 40 minutos cuando se produjo el siniestro a sólo 6 kilómetros, como consecuencia de una crecida repentina del arroyo que discurre junto a la vía por las lluvias. La avenida se produjo de súbito y por tanto no pudo ser detectada por los trabajadores de mantenimiento, según fuentes de Adif. Sin embargo, esas circunstancias llevaron rápidamente a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a pedir explicaciones a la empresa de infraestructuras ferroviarias, por haber permitido que se reanudara el tráfico «en esas condiciones».

TRENAsí han quedado las vías tras la crecida de un arroyo

La atención de los heridos resultó especialmente complicada porque el agua y el fango acumulados impidieron a los servicios de emergencia llegar hasta el lugar en donde había quedado varado el tren. De hecho, y tras hacer un llamamiento, varios agricultores se desplazaron hasta el lugar con sus tractores, quads y todoterrenos, a bordo de los cuales se subieron los efectivos de emergencia para poder acceder hasta donde estaban los heridos. Pasadas las 11 de la mañana se llegó a movilizar a varios vehículos del Ejército de Tierra con base en Morón, con objeto de evacuar a los heridos y al resto de pasajeros hasta el punto en el que un segundo tren esperaba para completar el traslado hasta los hospitales.

El tramo de vía ha quedado muy dañado en este y en otros puntos cercanos al siniestro por las filtraciones de agua, con lo que se desconoce aún cuándo se reanudará el tráfico ferroviario entre Sevilla y Málaga.

Tanto el PSOE como Podemos han anunciado que pedirán explicaciones al Gobierno de la Nación y al presidente de Adif, Juan Bravo,por lo ocurrido. En el tren siniestrado viajaba el diputado andaluz de Ciudadanos Carlos Hernández White, que no sufrió daños, y que viajaba a Sevilla para participar en el pleno del Parlamento andaluz que debate este miércoles y mañana jueves el proyecto de presupuestos de la Junta para 2018.

Hugo Barze – Corresponsal en España

Powered by keepvid themefull earn money