Puigdemont dice ahora estar abierto a “otra relación con España” y que hay alternativa a la independencia

puig2

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha dado un nuevo giro a su discurso. En una entrevista en el diario belga ‘Le Soir’, el ex presidente asegura que “siempre” ha estado abierto a aceptar “otra relación con España” y que “aún es posible” una solución alternativa a la independencia.

“Estoy dispuesto y siempre lo he estado a aceptar la realidad de otra relación con España”, ha insistido en una entrevista publicada este lunes.

De este modo, l ex presidente catalán sostiene que “aún es posible” una alternativa a la independencia del territorio y que él ha trabajado durante décadas para lograr otro “anclaje” de Cataluña en España; al tiempo que defiende que sigue siendo favorable a buscar un acuerdo. “Trabajamos mucho para esto, pero la llegada al poder del señor Aznar paró esta marcha”, afirma.

Durante la entrevista, el ex president exiliado en Bélgica sitúa el origen de la crisis catalana a la “invalidación en 2010 del Estatuto de Autonomía que habían adoptado los parlamentos catalán y español”, cuando el Tribunal Constitucional declaró inconstitucionales varios artículos del Estatuto de Autonomía de Cataluña.

“¿Sabes cuántos diputados independentistas había en el Parlamento de Cataluña en ese momento? ¡14 de 135!”, apunta Puigdemont que añade que “el líder” del impulso del independentismo en los últimos años “es primero el Partido Popular”.

Al ser preguntado en la entrevista,  si para él se trata de “independencia o la muerte”, Puigdemont responde que “nunca” y que sigue siendo favorable a un “acuerdo”.

Aún así, Puigdemont sigue firme en que los catalanes deben ser consultados. “Es algo de superioridad moral por parte del Estado pensar que está fuera del riesgo de los cambios. La falta de reconocimiento de esta realidad del Estado español les ha impedido dar soluciones”, insiste. “No es una invención ni un fantasma”.

Sobre su situación judicial y la de los miembros de su Gobierno encarcelados, el ex president ha criticado la “falta absoluta de independencia judicial”. “Yo me arriesgo a 30 años de cárcel por cumplir un programa electoral que no he escondido nunca”, reitera.

Puigdemont no entiende “los anuncios del Gobierno español” y defiende “un Parlamento legítimo, elegido con la más alta participación de la Historia”. “¿Por qué el Gobierno ha anulado ese mandato de las urnas catalanas? ¿Es que los votos de los catalanes son de menos calidad que los votos de otros ciudadanos españoles que han votado su Parlamento autonómico?”, se pregunta.

No quiere ser candidato de un partido

El gobierno de Rajoy disolvió la Cámara catalana, de mayoría independentista, y convocó elecciones regionales el 21 de diciembre, a las que el líder independentista quiere presentarse pese a existir una orden de arresto de la Justicia española por “rebelión”.

Puigdemont puntualiza no obstante que quiere ser el candidato de una lista unitaria de los partidos independentistas, lo que de momento no se perfila.

“No veo la posibilidad de ser un candidato partidista. No quiero ser el candidato de un partido político“, declara Puigdemont, apuntando como alternativa el concurrir dentro de una plataforma de electores sin etiqueta apoyada por los diferentes partidos.

Críticas a la UE

Puigdemont también dirige parte de sus críticas al papel de la Unión Europea en el contexto del desafío independentista ylamenta que las instituciones no hayan asumido con España un discurso crítico como lo ha hecho con Polonia o Hungría.

 Por ello cuestiona “para qué sirve” la Unión Europea y censura la “incapacidad” de la UE para abrir un debate sobre las “realidades” diversas del bloque comunitario, en el que cree que deben caber “Estados sin nación, naciones sin Estado o realidades regionales”.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money