Marc Márquez, camino de la leyenda; es el tetracampeón más joven de MotoGP con 24 años

unnamed

Los grandes deportistas, los campeones de verdad, los mitos surgen cuando el talento surge en los momentos díficiles, el gol salvador lo marca un grande por lo general, la victoria de un boxeador es más victoria cuando se logra luego de haber estado al borde del ko, vamos,  que l as leyendas se construyen al borde del abismo, donde un error es descalabro y derrota  su consecuencia.

Le pasó este domingo a Marc Márquez, que tiene un menudo resumen de la temporada: tras un año al filo de perder el campeonat,  un año de competición donde tuvo  28 caídas, récord absolutísimo.

Superó cada una de ellas y  Marc Márquez se proclamó tetracampeón de MotoGP al salvar un accidente, el definitivo. Fueron apenas unos segundos, quizá dos, quizá tres. A falta de seis vueltas, en la curva uno de Cheste,  frenó tardísimo cuando rodaba líder y acabó primero demasiado tumbado, luego haciendo equilibrios sobre la grava, pero regresó a la pista, aunque perdió varias posiciones y terminó tercero por detrás de Dani Pedrosa y Johann Zarco.

El milagro fue de tal calibre, que incluso encontró contrapunto: dos vueltas después, su único rival en el campeonato,Andrea Dovizioso, que rodaba cuarto, acabó por los suelos.

Con sus familiares y amigos sobre la pista, Márquez pudo celebrar su cuarto título de la categoría reina, el más joven en hacerlo, ya por delante sólo tiene a Giacomo Agostini (ocho), Valentino Rossi (siete) y Mick Doohan (cinco).

De alguna manera, como ha ocurrido toda su vida, su prodigioso instinto, motor de sus éxitos, casi le lleva a la derrota. Porque no había necesidad de arriesgar.

 Con una buena salida, el español se colocó en cabeza y sólo Zarco fue capaz de rebasarle. Durante la inmensa mayoría de la prueba, Márquez supo quedarse atrás, relajado, consciente que debía acabar entre los 11 primeros, pero la cercanía de una victoria le tentó.

 Rebasó al francés y a la vuelta siguiente casi descubre la desdicha. “Durante toda la carrera he intentado estar tranquilo, pero ha llegado un momento que he dicho, va, voy a apretar. Me he puesto primero, pero he perdido la concentración un momento y ¡uf! ¡Estilo Márquez hasta el final!”, comentaba eufórico, en plena celebración de su equipo.

Mientras, en el box anexo, recibían con una ovación a Dovizioso, retirado a falta de cuatro vueltas. La carrera final del italiano, siempre en puestos fuera del podio, extraño como eventual ganador del campeonato.  Aunque el equipo envió a su compañero Jorge Lorenzo mensajes de todo tipo, Dovizioso no logró en ninguno momento rebasarlo y, al final, cayeron los dos.

Impune ante la desgracia

Una temporada en la que el campeón sufrió dos abandonos en las cinco primeras carreras y llegó a tener 37 puntos de desventaja. Una temporada en remontada de Márquez mientras iban desapareciendo rivales, como Maverick Viñales, desesperado con su Yamaha (en Cheste acabó duodécimo), y Rossi, ya en el ocaso. Todo cambió antes y después de las vacaciones de verano cuando dos victorias del español, en Sachsenring y Brno, dibujaron el escenario final. Pese a la oposición corajuda de Dovizioso, entonces Márquez ya se presumió campeón a la espera del porvenir.

http://e00-elmundo.uecdn.es/assets/multimedia/imagenes/2017/11/12/15105258472876.jpg

Márquez, por delante de Pedrosa en Cheste

A sus 24 años, el futuro todavía se supone suyo, quién sabe hasta cuando. Su casi inmaculada leyenda (únicamente falló en 2015) está ya sólo en competencia con los más grandes.

¿Quién le frenará los próximos cursos? Es una incógnita.

El propio Viñales, si recupera la confianza en su equipo, es la opción más clara. Lorenzo, si se adapta del todo a la Ducati ganadora, es otra. Y quizá Zarco, que volvió a demostrar que merece una Yamaha oficial, es la última.

Pese a ello, ninguno de los tres, como tampoco Rossi, Pedrosa o Dovizioso, parece capaz todavía de controlar el talento del español.

¿Cómo superar  a quien se rebela ante la desgracia y sale impune.?

Las leyendas, los mitos  se construyen al borde de la derrta, con fe y trabajo, que se lo digan a Márquez.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money