El Papa Francisco condena el uso de armas nucleares ante amenazas de Corea del Norte y EE.UU.

papa

El Papa Francisco denunció la amenaza  que supone el empleo de armas nucleares que funcionan por la lógica del “miedo” y afectan “no solo a las partes en conflicto” sino a toda la humanidad. En un momento en el que el desafío nuclear de Corea del Norte y el aumento de la tensión entre Washington y Pyongyang vuelve a ocupar la actualidad, el Vaticano organizó un congreso internacional para analizar el complejo escenario internacional einstar a los líderes políticos a frenar la carrera armamentística.

Durante el discurso inaugural, el Papa recordó que “las relaciones internacionales no pueden ser dominadas por la fuerza militar,por las intimidaciones recíprocas, por la ostentación de los arsenales bélicos”“Las armas de destrucción masivas, en especial las atómicas -aseguró el Pontífice– no generan más que un engañoso sentido de seguridad y no pueden constituir la base de la pacífica convivencia entre los miembros de la familia humana, que, en cambio, debería inspirarse en una ética de solidaridad“.

El argentino Jorge Bergoglio, actual Sumo Pontífice, reconoció un sentimiento de “inquietud” al considerar “las catastróficas consecuencias humanitarias y ambientales que derivan de cualquier uso de los artefactos nucleares”, incluso, considerando el riesgo de “una detonación accidental”. El Papa recordó el testimonio de los llamados Hibakusha, supervivientes de la catástrofe deHiroshima y Nagasaki, y de otras víctimas de experimentos con armas nucleares, e instó a que su relato “profético” sirva de “advertencia” para las generaciones futuras.

 Según las palabras del Pontífice, el desarme nuclear es una utopía realizable a pesar de “la crítica de quienes consideran idealistas los procesos para desmantelar los arsenales”. El Papa Francisco recordó la histórica votación en la sede de la ONU en julio de 2017 con la que la comunidad internacional rechazó (122 votos a favor, 1 abstención y un único voto en contra) el empleo de armas nucleares y estableció que “no son solamente inmorales sino que también deben considerarse un ilegítimo instrumento de guerra”. Una iniciativa humanitaria promovida por la sociedad civil y las organizaciones internacionales que “ha colmado un vacío jurídico importante”, señaló el Papa en su discurso.

Organizado por el nuevo dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, dirigido por el cardenal Peter Turkson, el congreso ‘Perspectivas para un mundo libre de armas nucleares y para un desarme integral‘, reunirá entre hoy y mañana a decenas de expertos, representantes de la sociedad civil, de los Estados y de las organizaciones internacionales.

En los debates participarán 11 premios Nobel de la Paz, entre ellos el argentino Adolfo Pérez Esquivel, el egipcio Mohamed El Baradei o el bengalí Muhammad Yunus, que hoy , durante la Audiencia con el Santo Padrele han hecho entrega de una declaración común en favor del desarme nuclear.

El papel mediador de Francisco

No es la primera vez que el Pontífice hace una firme condena del uso de armas nucleares. El pasado mes de marzo, el Papa escribió un mensaje a la ONU durante los trabajos de la conferencia para negociar un instrumento jurídicamente vinculante sobre la prohibición de las armas nucleares. “Un objetivo moral y humanitario”, señaló entonces Bergoglio.

Recientemente algunos medios de comunicación elucubraron  sobre una presunta mediación del Vaticano en el conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte. Una negociación que la Santa Sede negó oficialmente. “El Santo Padre trabaja con determinación para promover las condiciones necesarias en favor de un mundo sin armas nucleares” pero “es falso hablar de una mediación por parte de la Santa Sede”, señaló el portavoz vaticano, Greg Burke.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money