Pescado: Instalaron unas 50 plantas clandestinas en la zona del Puerto

planta clandestina

Un vecino de la zona del puerto de la ciudad denunció ante “el Retrato…” el crecimiento continuo en el lugar de plantas clandestinas que procesan pescado y que luego, comercializan tanto en la ciudad como en el resto del país sin controles sanitarios, higiénicos o legales de ningún tipo. “Ya son más de 50 las que se instalaron”, apuntó a la vez que denunció dos ubicadas en la calle Guanahani 3345 (FOTO Google Earth).

En tal sentido, el habitante de la zona portuaria de Mar del Plata, que se negó a brindar su identidad por temor a sufrir represalias, dialogó con “el Retrato…” y explicó que “hay una problemática muy grande en la ciudad. Se está produciendo pescado, que es alimento para humanos en plantas clandestinas o cuevas sin ningún tipo de análisis, registro,  habilitación municipal y provincial”.

Asimismo, agregó que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), el cual es un organismo sanitario encargado sobre todo de la fiscalización y certificación de los productos y subproductos de origen animal y vegetal, así como la prevención, erradicación y control de enfermedades animales, incluidas las transmisibles al ser humano; tampoco controla.

“Se elaboran alimentos que después los comemos nosotros en nuestras casas o restaurantes en la ciudad o en otros puntos del país. No hay ningún tipo de control alimenticio y tampoco esta gente paga impuestos, habilitaciones, agua, están enganchados a la luz, etcétera”, apuntó.

Además, se preguntó “¿quién se hace cargo de la situación? No puede ser que nadie vea esto” y aclaró que “son más de 50 las plantas clandestinas, las que se han ido instalando en la zona portuaria de la ciudad” a la vez que puntualizó que dos de ellas están sumamente visibles, instaladas hacia la calle, roban luz, agua, cloacas y demás: “Una está pegada a la otra sobre la calle Guanahani a la altura 3345, entre calle Acha y Bermejo”.

En relación a la falta de respuestas por parte de las autoridades municipales, denunció que “hay una connivencia  entre los dueños de los lugares y el Municipio. Son ellos los que permiten que esta gente pueda seguir trabajando de esta forma sin ningún tipo de control y con la precariedad laboral que tienen”.

“Es tremendo lo que está pasando. El mayor problema es que son alimentos que luego comemos todos nosotros. Esas plantas no tienen control de nada”, remarcó la vecina marplatense a la vez que comentó que en una planta habilitada el precio del pescado “por ejemplo está $50 y en estas cuevas sale $45. Uno como comerciante es obvio dónde va a comprar”.

En referencia a la forma de trasladar las mercaderías de estas plantas a los comercios o restaurantes que adquieren los productos, indicó que “todos los días sobre las 17 o 18 horas vienen camiones y los cargan para llevar a Buenos Aires”.

“La gente tiene miedo”

Ante la pregunta de “el Retrato…” sobre por qué el resto de los comerciantes que cumplen con las habilitaciones y normativas que exige la reglamentación vigente no da cuenta de esta situación aseguró que “la gente tiene miedo” y que “se tapa todo. Siempre hay una moneda de por medio por eso todo se calla”.

“Muchas plantas habilitadas incluso se funden porque se genera una competencia desleal con estos lugares clandestinos que no pagan nada. No pueden competir con estos precios y se ven obligados a cerrar”, declaró la vecina del puerto de la ciudad a “el Retrato…”

Asimismo, afirmó que el número de plantas habilitadas “es igual” al de lugares que no lo están y que las clandestinas “son todas de distintos dueños, las cuales tienen entre 10 y 15 trabajadores en negro obviamente”.

“Hay plantas que están legalmente habilitadas, pero no pagan. Prefieren trabajar en las cuevas y en forma clandestina. Todo lo cual genera un perjuicio al municipio, a Obras Sanitarias, a los demás comerciantes que están pagando lo que corresponde y ajustándose a las normativas vigentes, a los trabajadores y a todos nosotros que consumimos eso”, sostuvo.

Por último, resaltó que todo esto que está sucediendo “es mafia” a la vez que detalló que no pueden tomar ninguna medida al respecto. “Hay presencia policial incluso en la zona, pero la policía no puede hacer nada sin una orden”, concluyó.

 

 

Powered by keepvid themefull earn money