El ex Vicepresidente recusó al juez, pidió su libertad y defendió a Agustina Kämpfer

El ex vicepresidente Amado Boudou afirmó este viernes que su detención de manera preventiva fue “arbitraria” porque siempre estuvo “a derecho” y por eso recusó al juez federal Ariel Lijo, pidió la nulidad de su arresto y su inmediata excarcelación. Luego fue trasladado al Penal de Ezeiza.

Según relató el abogado defensor del ex vice, Eduardo Durañona, Boudou se quejó explícitamente del “show” que montaron los efectivos de Prefectura en su piso de Puerto Madero. “La sensación de mi defendido es que los agentes tenían la orden de filmar todo y viralizarlo“, explicó.

Fuentes judiciales informaron que Boudou no quiso responder todas las preguntas y que se limitó a defender a su ex pareja, Agustina Kämpfer, y a recusar al juez Lijo por la orden de detención.

“Boudou dijo que Kämpfer recibió un préstamo de su hermano, que ella en realidad vendió un departamento, compró otro y le faltaba un puchito de plata que se lo prestó su hermano, nada más”, dijo Durañona.

Después, el abogado dijo que el ex funcionario tildó de “aberrante” la detención y pidió la excarcelación. Ahora, el fiscal federal Jorge Di Lello aclaró que la excarcelación deberá definirla el propio juez Lijo.

Al ex vicepresidente lo detuvieron en la mañana de este viernes para evitar que entorpezca la causa en la que se lo investiga por varios delitos: la adquisición de 19 autos a la concesionaria Guido Guidi SA por 2,1 millones de pesos; el cobro de 7,6 millones de pesos por asesorar a Formosa en la reestructuración de la deuda; la compra de Ciccone Calcográfica; y lavado de activos.

 

Powered by keepvid themefull earn money