Sobreviviente: “Sentí un acelerón y un vehículo pasó por encima de mis cinco amigos”

muertos

De la celebración a la tragedia. Los cinco ciudadanos argentinos que perdieron la vida en el atentado de Manhattan habían llegado a Nueva York para conmemorar los 30 años de su graduación en un instituto politécnico de la ciudad de Rosario, donde residían. Las víctimas eran empresarios y profesionales de entre 48 y 49 años y se conocían desde la adolescencia. Su muerte ha conmocionado a Argentina. El presidente Mauricio Macri se mostró “profundamente conmovido por las trágicas muertes” y el Gobierno de la provincia de Santa Fe decretó dos días de duelo oficial.

Los cinco argentinos arrollados por el terrorista uzbeko mientras paseaban en bicicleta eran parte de un grupo de nueve amigos que había decidido celebrar el aniversario de su graduación en Nueva York. Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferrucchi murieron por las heridas recibidas en el atropello. Por su parte, Martín Marro, otro ex compañero de la misma promoción y residente en Boston, resultó herido y fue internado en el Presbiterian Hospital de Manhattan. Según los médicos, su vida no corre peligro. Otros tres miembros del grupo sobrevivieron al ataque.

El grupo había mantenido los vínculos de amistad a lo largo de los años y llevaba varios meses preparando el viaje de celebración. Los ex compañeros de Secundaria volaron el sábado desde Rosario a Nueva York con una escala en SaoPaulo (a excepción de Erlij, que voló un día después). Visitaron a Marro en Boston y regresaron el martes a Nueva York. Allí decidieron dar un paseo en bicicleta por las calles de Lower Manhattan. Uno de los supervivientes, Ariel Benvenuto, se comunicó con su esposa en Rosario para informarle de la tragedia y contarle que él y otros dos amigos habían salido ilesos del ataque.

“Iban los 10 en bicicleta en grupos de dos, charlando. Él (Benvenuto) iba más pegado al cantero central (del carril bici). A todos los que iban en la derecha, los embistieron. Sintió un acelerón y un vehículo que pasó por encima a sus cinco amigos. Calcula que iba a más de 150 kilómetros por hora. Estuvo a 20 centímetros de que lo choque a él también”, fue el resumen que hizo Cecilia Piedrabuena de la conversación telefónica mantenida con su marido.

Uno de los promotores del viaje, Ariel Erlij, de 48 años, había pagado el pasaje a varios de sus ex compañeros que no podían costearse el viajeErlij era un conocido hombre de negocios, propietario de una empresa del sector siderúrgico y socio del Parque Industrial Metropolitano de Rosario.

El Instituto Politécnico Superior General San Martín es uno de los centros educativos más prestigiosos de Rosario (la tercera ciudad de Argentina). Fundado en 1906, por sus aulas pasaron algunas figuras relevantes de la ciudad, como el escritor Roberto Fontanarrosa (uno de los más populares de Argentina, fallecido en 2007) o el actual gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Las autoridades del colegio decidieron mantener las clases  para rendir un sentido homenaje a las víctimas del atentado. Alumnos y docentes del instituto se reunieron en el patio del edificio para recordar a los cinco fallecidos. El centro mantendrá una semana de luto por la tragedia. El duelo se une al decretado por el Ayuntamiento de Rosario (tres días) y la provincia de Santa Fe (48 horas). Todas las banderas nacionales de los organismos públicos permanecerán a media asta. “Estamos profundamente conmocionados con lo que pasó y nos ponemos a disposición de las familias“, se lamentó Alicia Oliva, vicedirectora del instituto.

Tras la confirmación de la identidad de las víctimas argentinas en el atentado, Macri expresó sus condolencias a las familias y se mostró “profundamente conmovido por las trágicas muertes” “Volvemos a hacer un llamado de paz para que estos horrores terminen”, escribió el mandatario argentino en su cuenta de Twitter.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money