El conseller de Exteriores de Cataluña reiteró en Bruselas: “No daremos marcha atrás ante el 155 “

Catalan Foreign Affairs chief Raul Romeva holds a news conference in Brussels, Belgium October 18, 2017. REUTERS/Francois Lenoir

“No, no daremos marcha atrás. No hay otra opción, no hay alternativa”. El Gobierno catalán, a través de las palabras

de Raül Romeva en Bruselas, da por hecho que mañana  el Ejecutivo de Mariano Rajoyactivará el Artículo 155, o lo que es lo mismo, da por hecho que la respuesta de Carles Puigdemont al requerimiento oficial no contendrá las dos únicas letras que Madrid espera:“no”.

Es la segunda vez en 72 horas que Rajoy aguarda  un simple  no a la pregunta de si declaró la independencia en el Parlament.

Así lo ha explicado esta mañana el conseller de Asuntos Exteriores del Gobierno catalán,Raül Romeva, en un encuentro con periodistas en Bruselas. En la sede de la representación de la Generalitat en la ciudad, Romeva ha dicho “no saber lo que dirá el Gobierno“, pero ha asegurado que, en realidad, el 155 está siendo usado. “Nos amenazan con el 155. Pero lo han aplicado ilegalmente, nos amenazan con algo que ya están haciendo por la puerta de atrás“.

El Govern está usando todas las herramientas a su disposición para inclinar a su favor el relato, la narrativa, ante la ciudadanía europea y los medios de comunicación, incluso no ha vacilado en manipular videos de otras represiones  de fuerzas policiales  en Ucrania, por ejemplo, para “situarlas “ en Barcelona.

Y está dedicando muchos esfuerzos, algunos más perceptibles que los del propio Ejecutivo nacional, en una utilización paralela pero asimétricas, de palabras como “democracia”, “manifestaciones pacíficas”, “diálogo”,  es el segundo viaje de Romeva a Bruselas en tres semanas sólo para dar su versión de la situación y responder a las preguntas de los periodistas, en inglés y francés principalmente.

La vez anterior fue en la víspera de la Cumbre informal de jefes de Estado y de gobierno de la UE en Tallin (Estonia). Y la de hoy, de nuevo, se celebra el día antes del Consejo Europeo que reunirá a los líderes de los 28 en la capital comunitaria. “No hay otra alternativa a hablar, eso es la política“, ningún comentario sobre los temas de dicho diálogo, ningún comentario sobre las actuaciones al margen de la ley del Govern.

Igualmente, el conseller ha descartado la vía electoral para desatascar la situación. “Unas elecciones no están en el escenario ahora mismo, no están en nuestro programa. Hubo en 2015 y el resultado fue el que fue”, apuntó, reiterando que los partidos a favor de la independencia consiguieron casi dos millones de votos. Claro que no comentó que en votos ganaron los electores del no, pero que dichos votos no les dieron la mayoría  de diputados en el Parlament-

Romeva ha explicado a los medios internacionales que mantienen contactos continuos con“todo el mundo, siempre”, pero no ha dado ningún nombre de país o dirigente. Tampoco ha aclarado si hubo declaración unilateral de independencia. O a qué cesiones están dispuestos en una negociación. “Este lunes, hace dos días, el presidente, en una carta al presidente Rajoy, insistió en la necesidad de buscar soluciones dialogadas y mostró la suspensión de la declaración como muestra de intento de buscar soluciones en lugar de buscar confrontación. Y pedía un encuentro para discutir los próximos pasos y evitar que la situación vaya a peor. ¿Cuál fue la reacción? Ignorar la petición de encuentro. Es muy raro que la respuesta del lado español sea más represión, encarcelar gente, violar leyes, incluso la Constitución que dicen defender”, ha dicho.

Una vez más, el conseller ha quitado importancia a la salida de más de 700  empresas de Cataluña,; “A nivel práctico, el debate se basa del cambio de sede, no de la actividad, los cuarteles, no hay impacto sobre la actividad económica, es impacto político. No son decisiones de carácter económico”, ha insistido.

“No pedimos mediadores, pedimos negociación”

Curiosamente, también la postura de Romeva sobre la mediación ha sido ambigua. “El problema político debe ser abordado políticamente y eso se hace a través de negociación y choque de ideas. Lo que decimos es que lo hemos intentado muchas veces directamente y hemos fallado, hemos pedido y la respuesta ha sido amenazas y judicialización. Hemos recibido muchas ofertas de ayuda y hemos escuchado a diferentes actores que se ofrecen a mediar. ¿Qué decimos siempre? Si alguien puede ayudar a hacer posible ese diálogo, estamos listos, pero no nos toca decidir, no pedimos mediadores pedimos negociación”.

Hugo Barze – Corresponsal en  Europa

Powered by keepvid themefull earn money