Ochenta fuegos queman miles de héctareas en Galicia mientras la Xunta habla de “intencionalidad”

unnamed

Ochenta incendios forestales queman desde ayer  Galicia mientras la Xunta apunta a “clara intencionalidad” de la actividad incendiaria, con riesgo para la población en Pazos de Borbén (Pontevedra) donde las llamas afectan a 1.500 hectáreas, en una jornada en que arden más de 4.000 hectáreas.
La Consellería del Medio Rural explica que Galicia “sufre en las últimas horas una elevada actividad incendiaria, con clara intencionalidad y virulencia”, con ochenta fuegos desde el sábado y otros focos en Portugal, cerca de la frontera, lo que obliga a multiplicar los esfuerzos. En este momento trabajan contra los incendios unas 350 brigadas, 220 motobombas, cuarenta palas y una veintena de medios aéreos además de 160 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), apoyados por dieciocho motobombas y seis nodrizas, mientras esperan cien refuerzos.

Once  incendios activos

Once incendios forestales que superan las veinte hectáreas están activos en Galicia, en tres casos -Ponteareas (Pontevedra), Cervantes (Lugo) y San Cristovo de Cea (Ourense)– con situación 2, de riesgo real para núcleos poblados. La Consellería del Medio Rural ha informado de que existen incendios forestales activos en las cuatro provincias gallegas, tras la aparición de múltiples nuevos focos en Lugo.
También está en situación 2 el fuego que supera las 1.500 hectáreas, supuestamente provocado por cuatro focos diferentes, y aunque empezó en Padróns, en Ponteareas (Pontevedra), ya se ha extendido a Redondela, Soutomaior y Pazos de Borbén. Es en este último municipio donde está en riesgo un núcleo poblado, en concreto el de Nespereira, desde  esta madrugada.
En Pontevedra supera las veinte hectáreas un incendio forestal declarado en un bosque de Gondomar, en la parroquia de Morgadáns.
En la provincia de Ourense continúa activo el fuego de San Cristovo de Cea, en la parroquia de Oseiras, donde las llamas ponen en riesgo viviendas en Pielas, por lo que a las 11.19 horas ha quedado activada la situación 2; mientras existe otro incendio activo en Piñor, en la parroquia de Coiras.
La provincia menos afectada es A Coruña, donde el fuego de Boiro, en la parroquia de Cures, ya desactivó su situación 2 de alerta tras tener en peligro el núcleo de Lidón.

Hay otro riesgo, ya que el huracán Ophelia, que avanza por el Atlántico, según técnicos meteórologos, que señalan como probables fuertes vientos, que solo incrementarían los incendios ya existentes.  Está próximo a la costa gallega, pero la parte positivia es que debilitaría el anticiclón, con lo cual bajarían las altas temperaturas de las últimas jornadas.

El debilitamiento del  anticiclón haría viable la llegada de lluvias el martes próximo.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money