Vidal: “Este 22 de octubre, el cambio tiene que ser en serio y para siempre”

Vilma

Con la ausencia del intendente Carlos Fernando Arroyo y con un discurso inicial de la candidata a concejal Vilma Baragiola, la gobernadora María Eugenia Vidal encabezó un acto de campaña en el club River de Mar del Plata y manifestó a los electores que “este 22 de octubre, esta vez, de verdad, el cambio tiene que ser en serio y para siempre”.

Además, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires se presentó en la institución de la ciudad junto con los candidatos de Cambiemos, Esteban Bullrich y Gladys González (a senadores nacionales); Héctor Toty Flores y Guillermo Montenegro (a diputados nacionales) y Franco Bagnato (a senador provincial).

En tal sentido, con las palabras de apertura de la candidata a concejal Vilma Baragiola comenzó el acto, llamando la atención de los presentes la ausencia de Carlos Fernando Arroyo. “Vidal ha decidido que tenemos que tener todo lo que necesitamos para salir adelante”, sostuvo Baragiola y agregó: “Tengo la tranquilidad que saben que el cambio empezó”.

Por su parte, Franco Bagnato, aseguró “sentirse definitivamente parte de este equipo” y comentó: “Si hay algo que estoy queriendo decirles hoy es gracias, gracias a vos María Eugenia por todo lo que estás haciendo”.

Y resaltó que desde hace dos años los funcionarios “han sido y son capaces de mirarnos a los ojos y brindarse sin dobles intenciones” a la vez que señaló: “Por eso yo creo en esto de la dinámica de la humanización de la política y en que las mafias no vuelvan nunca más a instalarse en el corazón del Estado y en nuestras propias vidas”.

En ese contexto, Vidal se refirió a las próximas elecciones y disparó: “No vamos a votar a un candidato o a otro, no vamos a votar una gestión u otra. En diez días vamos a votar algo mucho más profundo, mucho más importante, vamos a votar si queremos consolidar el cambio o volver al pasado”.

“Gracias al esfuerzo de todos el cambio ya no es una promesa, es una realidad que ya empezó, ese cambio se ve en las ambulancias del SAME, ese cambio se ve al entrar a los hospitales regionales y ver que tienen una guardia nueva; el cambio empezó porque todos los que recorren la ruta 88 saben cómo estaba antes y como está ahora”, destacó.

Asimismo, apuntó que “es el cambio de todos, no de un presidente o de una gobernadora. Es el cambio de ustedes. El cambio empezó cuando cada uno de ustedes dijo basta: basta de corrupción, de apriete, de indiferencia, basta de narcotráfico, de juego ilegal, de mafias policiales. De ese basta de cada uno de ustedes nació el cambio”.

“El cambio se construye entre todos y de abajo hacia arriba. El cambio no es de ningún dirigente, es de ustedes. Por eso este 22 de octubre hay que votar para que se consolide. Por eso le digo a los dirigentes de otras fuerzas, que no subestimen a los bonaerenses”, agregó.

Además, se refirió a que “hace cuatro años que venimos a Mar del Plata a recorrer las casas de la gente. Cuando no tenés la cámara de televisión, ahí importa. Cuando vas a la guardia del Alende de noche. Cuando te reuniste con los familiares de la ruta 88. Ahí importa. Tocamos el timbre hace más de 10 años, no por campaña. Por eso importa”,

“Este 22 de octubre, esta vez, de verdad, el cambio tiene que ser en serio y para siempre. Por eso cuesta, porque todo lo que es en serio y de verdad para toda la vida, cuesta y vale. Yo sé que todavía falta, sabemos que falta mucho. Pero ya empezamos, y empezamos el cambio correcto, sin el atajo y sin la avivada, el cambio de verdad”, indicó la dirigente.

Por último, aclaró que “solos no lo podemos hacer, los necesitamos a ustedes. Necesitamos que cada uno de los que dijo basta sea parte de la generación del cambio. Los necesitamos a ustedes y a nuestros candidatos,Esteban, Gladys, Toty, Guillermo, Franco, Vilma, ellos son la voz de esas generaciones, que comparten algo muy importante: valores. Por eso se pueden mostrar, por eso podemos mostrar a todos los candidatos. Ellos comparten el valor de la verdad”.

 

Powered by keepvid themefull earn money