Una vez más cientos de ayuntamientos catalanes ignoran la Fiesta Nacional y abren puertas en rechazo al 12 de Octubre

banderas

Como viene sucediendo hace algunos años, más de un centenar de ayuntamientos catalanes independentistas  han abierto sus puertas para atender a sus vecinos y en compensación les darán a sus trabajadores otro día festivo en reemplazo.

Es  una muestra de oposición a la fiesta nacional que se ha extendido cada vez a más consistorios. Los municipios gobernados por independentistas han planteado diversas fórmulas para visibilizar una cierta actividad, aunque la mayoría no ha ofrecido las gestiones habituales al público y han dejado a voluntad de cada empleado si ocupa su puesto.

Entre los ayuntamientos que no han conmemorado el 12-O, los hay que han ofrecido a la plantilla trasladar el asueto a otra fecha. Los funcionarios se podrán compensar la jornada de hoy, por ejemplo, en Figueres, gobernado por el PDeCAT, donde la activida es   a puerta cerrada.

Otros consistorios con alcaldes neoconvergentes, como Girona, Manresa o Vic, han aclarado que los trabajadores que se han presentado no obtendrán una retribución extraordinaria ni pueden librar otro día. Como mucho, en el Ayuntamiento de Vic podrán acogerse a un acuerdo para flexibilizar su horario en función de las horas no programadas que hoy han cubierto.

Al tiempo que se trabaje de puertas adentro, se prevé que esos cuatro grandes ayuntamientos liderados por el PDeCAT permanezcan cerrados. Lo mismo que consistorios de ERC, como el de Amposta; en otros encabezados por los republicanos, como los de Arenys de Munt o Sant Vicenç dels Hortsel equipo de gobierno se ha citado para reunirse.

En cambio, alcaldías de localidades más pequeñas, como Arbúcies, han pactado con la plantilla que hoy sea “laborable” y que los servicios “funcionen con toda normalidad“. “El 12 de octubre representa unos valores que no compartimos”, afirma el Ayuntamiento, comandado por una formación independiente. El Ayuntamiento de Flix -dirigido por una candidatura afín a ERC– también abrirá la mayoría de oficinas.

Los hay gobernados por la CUP que hace años que no paran el Día de España y  que asocian al“genocidio” en Latinoamérica y al franquismo, y facilitan que los empleados puedan aplazar la jornada de fiesta. En Berga, unos 40 de 162 efectivos han desempeñado sus laboresLos concejales de gobierno no han descansado, como tampoco los de Argentona, con alcalde de la CUP, pero quienes han trabajado no lo han hecho de cara al público.

En Badalona, donde la apertura del principal edificio de oficinas costó el año pasado a seis concejales ser imputados, han optado por una medida simbólica: concejales de gobierno y asesores volverán a abrir el mismo inmueble, pero no han respondido consultas ni han redactado instancias como en 2016, sino que han mostrado despachos y planos a los visitantes.

Movilización máxima en localidades gerundenses

Por ejemplo, en el Ayuntamiento de Girona y al igual que lo ocurrido en 2016, la alcaldesa, Marta Madrenas (PDeCAT), ha ofrecido la posibilidad de trabajar a puerta cerrada -ya que no habrá servicio de atención al público- a quien lo quiera hacer de forma voluntaria.

Una decisión que se presenta peliaguda ya que, en municipios como Banyoles (Pla de l’Estany), Blanes, Cassà de la Selva, Riudellots de la Selva (la Selva), Celrà (Gironès), Olot (Garrotxa), Figueres (Alt Empordà) y Torroella de Montgrí (Baix Empordà), el 12 de octubre no está incluido entre los autorizados por el Departament d’Empresa i Coneixement, y por lo tanto podría acarrear sanciones en caso de que alguna persona pusiera una denuncia.

En el sur de Barcelona pincha la iniciativa

En el sur del área metropolitana de Barcelona, la propuesta ha pinchado. De entre los ayuntamientos de las comarcas del Baix Llobregat, Barcelonès, Garraf, Alt Penedès y Anoia, apenas cinco municipios respondieron que abrirán sus puertas. Los consistorios que han decidido no celebrar el Día de España  son los de Collbató (ERC, PDeCAT e Independents de Collbató), Sant Martí Sarroca (Movem Sant Martí y CUP), Sant Pere de Riudebitlles (ERC i CUP) y Molins de Rei (PDeCAT y PSC). Si los empleados municipales eligen cogerse hoy el día libre, podrán escoger cuándo recuperarán el festivo que habrán hecho.

En el Ayuntamiento de Molins de Rei ha habido  reuniones de diferentes concejales y del propio alcalde, Joan Ramon Casals (PDeCAT). No obstante, los empleados tienen fiesta. En Sant Vicenç dels Horts, el pueblo de Oriol Junqueras, el Ayuntamiento esta abierto pero sólo está previsto que acuda el equipo de gobierno, ya que  es festivo para el resto de empleados municipales. “No hay opción de cambiarlo”, precisaron desde el Ayuntamiento, que celebró por última vez el 12-O en 2015.El Ayuntamiento de Martorell, liderado por el PDeCAT, estará cerrado. Expresaron desde la Alcaldía que “es un día festivo en el que no hay nada excepcional previsto”. Y, respecto a los ediles que deseen trabajar, añadieron que “la condición de concejal es la misma todos los días del año, sean festivos o laborables”.

En Baix Llobregat, el último feudo del PSC, celebrarán la festividad ayuntamientos como los deGavà, Sant Boi de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Esplugues, Viladecans, Sant Andreu de la Barca, Esparreguera o Castelldefels.

El 12-O en Tarragona

El Ayuntamiento de Tarragona no autoriza la entrada al palacio consistorial a ningún funcionario, ya que el 12 de octubre se considera no hábil desde el punto de vista del calendario laboral. No obstante, los cargos electos sí que podrán entrar en sus despachos, tal y como ocurre en otras festividades.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money