Micheli propone hacer un “referendo vinculante” por la reforma laboral

micheli

Pablo Micheli planteó que la organización del referendo vinculante quede en manos del Ministerio de Trabajo, las CTA y la CGT y que la OIT y la CSA sean los observadores electorales.

El líder de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, propuso convocar a todos los 12 millones de trabajadores argentinos a votar en un “referendo vinculante” sobre la aceptación o el rechazo a la supuesta reforma laboral que planea aplicar el Gobierno nacional después de la votación del 22 de octubre.
Según contó Micheli  la iniciativa surgió en las últimas, a título personal y al mejor estilo europeo, pero promete llevarla a otros rincones gremiales para buscar adhesiones. Cree que un triunfo de Cambiemos a nivel nacional o un caudal importante de sufragios para las boletas oficialistas no habilitan a Mauricio Macri a modificar las condiciones laborales y salariales actuales. “Se me ocurrió ayer. Este Gobierno dice que es muy democrático y que consulta a la gente, pero con las elecciones (legislativas) no alcanza. La gente no le da un cheque en blanco para hacer una reforma laboral copiada de Brasil, que va a ser un desastre para las conquistas y derechos laborales que tenemos los trabajadores en la Argentina”, expresó el sindicalista de ATE.
Para Micheli la consulta nacional debiera ser organizada por las dos CTA, la CGT y el Ministerio de Trabajo de la Nación, de Jorge Triaca“Saldría por una resolución simple del Ministerio para habilitar la colocación de urnas tanto dentro de las fábricas, como en las dependencias estatales, como en escuelas y hospitales, y en todos los lugares donde haya trabajadores en relaciones de dependencias”, detalló Micheli ante la consulta de este medio.
Si bien en principio el referendo no tendría en cuenta a los empleados no registrados, cooperativistas o trabajadores de la economía social, el líder gremial no descarta buscar un mecanismo para incluirlos, aunque admite que “sería más difícil”.

Este tipo de convocatorias suenan descabelladas. Para obtener total transparencia en los resultados es necesario un estricto control público y monitoreo de entidades internacionales. “Hay que convocar a una veeduría entre las centrales, el Ministerio, y el Congreso, a través de la Comisión de Legislación Laboral, junto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas, que deberían ser la veeduría del referendo”, planteó el candidato a diputado nacional, que no superó el piso mínimo de votos en las PASO. Micheli está convencido que ganará el No.
• En Europa sí se consigue 
En enero pasado la Corte Constitucional de Italia bloqueó un referendo propuesto por la Confederación General Italiana del Trabajo, la mayor central de ese país, contra una reforma del mercado laboral impulsa por el expremier Matteo Renzi. Para promover la consulta popular, la CGIT recolectó 3,3 millones de firmas.
En 2012 en España los sindicatos más poderosos intentaron lanzaron un referendo contra la modificación de la legislación laboral que planteó Mariano Rajoy para 23 millones de trabajadores. Finalmente no fue necesaria, ya que los bloques del parlamento no la aprobaron.
En Francia, la presentación de una ley de reforma laboral en los próximos días anticipa el primer gran conflicto de la presidencia de Emmanuel Macron con las principales centrales obreras galas, algunas de las cuales ya convocaron a una movilización para este mes y alertaron sobre el “descontento real” por el proyecto oficial. Los gremialistas franceses no descartan llamar a un referendo.

Fuente: ámbito.com

 

Powered by keepvid themefull earn money