Vecinos de la zona Sur denuncian continuos cortes de luz por parte de EDEA

corte de luz

Alrededor de 40 casas del barrio `Acantilados` están reclamando por los cortes de luz que sufren por parte de la empresa de energía eléctrica EDEA. Esto produce la pérdida de alimentos por el corte de frio sumando al no funcionamiento de muchos aparatos eléctricos que se rompen con las variaciones de tensión.

Osvaldo Zariello, vecino de la zona, explicó que: “En agosto pasado la cantidad de cortes fueron más de 6, algunos con largas horas de duración,  en setiembre promete ser igual,” sentenció.

La problemática parece no tener solución, ya que cuando los vecinos intentan realizar algún reclamo se encuentran con varias problemáticas. Por un lado existe un número telefónico al cual llamar que “pocas veces” es atendido. Por otro lado también hay una aplicación en el celular en donde aparece un cartel que explica que la persona se encuentra en una zona sin suministro. 

“El problema está centrado en la forma en que está instalado la distribución del servicio. Cuando hay algún tipo de inconveniente en barrios anteriores al nuestro nos perjudica porque cada corte que producen en el medio nos afecta a nosotros. Esto no es una cosa de hace 3 meses,” aseguró Zariello.

Otro punto a destacar es que los tiempos no son breves. El corte que se realizó ayer fue de 5 horas, mientras que “en el mes existen entre 5 y 6 cortes,” comentan los vecinos.

Esta problemática se convierte en un círculo vicioso, ya que, como denuncian los vecinos no es sólo un corte de luz en donde existe la incomodidad de estar un rato sin luz. A lo largo del tiempo se van perdiendo alimentos que se encuentran en la heladera por el corte de la cadena de frio.

“Cuando vuelve la luz la tensión va en exceso y los equipos caducan”, explicó Zariello y agregó que “tengo un portón eléctrico que es la tercera vez que me toca arreglarlo.”

Hasta ahora no hay ninguna persona que se encargue del hecho: “Pese al envío de cartas documentos, y las visitas a los defensores del pueblo, nunca tuvimos una respuesta, no nos recibieron nada. Lo que sí paso es que hicieron un par de instalaciones nuevas pero en el fondo es un problema de equipamiento.”

Zariello agrega que lo que ocurre es una “desproporción en las prestaciones”, en donde el consumidor tiene la obligación de aceptar los valores de las tarifas que se imponen.

Powered by keepvid themefull earn money