Roberto Páez: 23 años de una gesta histórica para los trabajadores de Casinos

chucho

Se cumplen 23 años de una gesta histórica para los trabajadores de Casinos, la incorporación del art. 37 en la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.

Artículo 37.- Todos los habitantes de la Provincia gozan del derecho a recibir, a través de políticas efectivas de acción social y salud, las utilidades producidas por los juegos de azar, debidamente creados y reglamentados por ley

La Provincia se reserva, como derecho no delegado al Estado Federal, la administración y explotación de todos los casinos y salas de juegos relativas a los mismos, existentes o a crearse; en tal sentido esta Constitución no admite la privatización o concesión de la banca estatal a través de ninguna forma jurídica. 

La ley que reglamente lo anteriormente consagrado podrá permitir la participación del capital privado en emprendimientos de desarrollo turístico, en tanto no implique la modificación del apartado anterior.”

En plena década del 90, en medio de la barbarie Neoliberal,  que desguazó al Estado privatizando todos sus bienes,  que pauperizó las condiciones laborales de los trabajadores flexibilizando las relaciones de empleo y bajando los salarios a niveles históricos, que extranjerizó la economía y empeoró sistemáticamente la calidad de vida del pueblo; los Trabajadores de Casinos resistimos estoicamente y supimos defender nuestra fuente de trabajo y sustento familiar.

No fue fácil, la lucha era despareja contra un enemigo poderoso que no daba tregua, pero la toma de conciencia y la unidad en la lucha de todos los trabajadores tuvo como consecuencia este logro transcendental para los compañeros de aquel entonces y para todos los que fueron ingresando posteriormente.

Esa no fue nuestra única lucha, pero marcó un punto de inflexión que sustentó el que pudiéramos evitar una flexibilización en nuestros derechos, y con el cambio de época política y gobiernos populares pudiéramos avanzar en la consecución de más derechos y mejoras salariales.

Hoy la realidad política nacional nos es adversa a los trabajadores, nuevamente como en los 90 nos gobiernan los intereses financieros internacionales, los grupos concentrados económicos, la oligarquía terrateniente, los sectores empresariales más inescrupulosos. Es imperativo que los trabajadores observemos cual es la contradicción fundamental, que tomemos conciencia de que la política gobierna nuestras vidas y que toda cuestión que se dirime en la sociedad en definitiva tiene que ver con ella, que nos unamos en la resistencia  ante este gobierno antipopular que viene a devastar nuestras conquistas, en definitiva que miremos a nuestros compañeros que se hermanaron en la lucha en los 90 y podamos ser también ejemplo de las futuras generaciones de trabajadores.

 “No hay victorias permanentes ni derrotas permanentes, lo único permanente es la lucha”.

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money