Los alcaldes socialistas de Cataluña se rebelan contra “la intimidación y las amenazas” del separatismo

españa

Los alcaldes del PSC se han rebelado contra la campaña de presión que aseguran que el soberanismo y su entorno ha activado sobre ellos.

En un manifiesto, los ediles socialistas de 350 municipios catalanes denuncian una ofensiva consistente en «presiones, amenazas e insultos» a los que están siendo sometidos por negarse a ceder locales municipales para la votación u oponerse a una cita suspendida por el Tribunal Constitucional (TC).

El comunicado se difundió coincidiendo con la presencia en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, donde salió en defensa de los alcaldes de su partido que se niegan a colaborar con el 1-O:«La razón está de vuestro lado».

En el mismo acto, el primer secretario del Partido Socialista Catalán (PSC) Miquel Iceta, citó ejemplos de las amenazas concretas. Mencionó «una foto en Tarragona de socialistas con una soga en el cuello para colgarlos» e insultos a los ediles de L’Hospitalet de l’Infant (Tarragona) y Palau-Solità i Plegamans (Barcelona).

También leyó una amenaza de muerte que recibió la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon. «Charnega de mierda no os queremos en Cataluña. Iros de aquí, moríos de hambre», recitó Iceta, quien atribuyó el aumento de la crispación a las «palabras irresponsables y temerarias» del president de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Los representantes socialistas aseguran en su escrito que no quieren «callarse ni esconderse» ante las presiones. Una actitud que plasman en un texto de carga inédita hasta el momento contra el referéndum por parte de representantes públicos. «En los últimos días hemos visto cómo se nos presionaba, se nos señalaba con el dedo, se nos insultaba e incluso se nos amenazaba, a causa de nuestro posicionamiento hacia el referéndum ilegal del 1-O», denuncian.

Un «clima político» del que acusan a «diversas formaciones y entidades» a las que no señalan directamente pero a las que culpan de azuzar el acoso para que faciliten el 1-O.

«Somos alcaldes y concejales de más de 350 ciudades y pueblos de Cataluña. Hablamos en nombre de las decenas de miles de personas que nos han votado directamente y nos han dado confianza, de nuestro partido, de nosotros mismos y de toda la gente que, nos vote o no, confía en el PSC como una formación catalanista, federalista, responsable, profundamente democrática y abierta al diálogo», comienza un texto firmado por los alcaldes de ciudades como L’Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Lleida, Tarragona, Mataró, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, El Prat de Llobregat y Castelldefels.

El manifiesto sostiene que los alcaldes socialistas se niegan a «aceptar que haya una única visión de Cataluña o una única visión de España. Somos y seguiremos siendo una sociedad plural, que no se deja limitar entre los extremos del blanco o el negro, del conmigo o contra mí», agregan. También reivindican «el derecho a la plena libertad de expresión, sin ningún tipo de intimidación, discriminación o amenaza, venga de donde venga», advierten.

Pedro Sánchez dijo durante el acto de Santa Coloma de Gramenet que el independentismo «tiene todo el derecho a defender su causa, pero siempre dentro de la legalidad y el estado de derecho». Además, avisó de que «si supera la legalidad, pierde la razón. Y la razón está de vuestro lado», dijo.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money