Una alarma infundada obliga a desalojar la Sagrada Familia y calles adyacentes

sagrada

Una alarma antiterrorista , que resultó una falsa alarma,  obligó ayer a los Mossos d’Esquadra y a la Guardia Urbana a desalojar durante parte de la tarde el templo de laSagrada Familia y varias calles adyacentes, donde se cortó el tráfico rodado y se cerraron la estación de metro, comercios y accesos a edificios.

La presencia de una furgoneta sospechosa sobrecargada cerca de la basílica llamó la atención de agentes de la policía de la Generalitat desplegados por la zona, uno de los puntos de mayor afluencia turística de la ciudad.

Los agentes optaron por activar el protocolo antiterrorista y movilizar a las unidadesTedax -especialistas en desactivación de explosivos- que se trasladaron hasta el vehículo, aparcado en el cruce entre las calles Provença yCerdenya, donde comprobaron que su carga no contenía ningún tipo de explosivo n i sustancias peligrosas.

La activación del protocolo antiterrorista forzó el corte del tráfico rodado y los accesos a pie entre las calles Sardenya, Roselló y Provença. También se ordenó a paseantes y clientes de la zona a recluirse en tiendas, bares y restaurantes hasta que a las 21.30, aproximadamente una hora y media después de que saltara la alerta, pudieron volver a entrar en sus casas y pasear por las calles. La parada de metro de Sagrada Familia también fue desalojada mientras los Tedax realizaban sus comprobaciones y los convoyes que ya estaban en marcha con pasaje no se detenían en la estación.

La alerta infundada coincidió ayer con un incremento puntual y sin una amenaza concreta sobre Cataluña en los controles de carretera de los Mossos como parte del dispositivo previsto tras los atentados yihadistas del 17 de agosto. Todavía en alerta 4 sobre un total de 5, los Mossos reforzaron tras los ataques de Barcelona y Cambrils (Tarragona) un protocolo que incluye, como sucedió ayer, controles inesperados en algunas carreteras. La presencia ayer de agentes armados en algunas vías y los registros que realizaban generó retenciones y la difusión de falsas alarmas a través de las redes sociales.

La alerta infundada en la Sagrada Familia coincidió, además, con el aviso «de credibilidad reducida» recibido por el CITCO (Centro de Inteligencia contra el terrorismo) desde la inteligencia de Francia en la que se informa de la existencia de cinco yihadistas dispuestos a atentar en Europa. La advertencia procede de la zona de operaciones francesa en Irak pero las propias autoridades galas, que mandaron los datos el lunes al organismo español, precisan que no creen en la verosimilitud de la información.

El CITCO envió el aviso a Policía, Guardia Civil, Ertzaintza y Mossos, aunque no consideró tampoco que la advertencia estuviera fundamentada y por tanto ni se convocó una reunión de urgencia ni se consideró oportuno elevar la alerta enEspaña.

Los diferentes cuerpos de seguridad aseguran que advertencias como esta se reciben de forma frecuente. Este mismo aviso fue replicado por los servicios antiterroristas belgas que ofrecieron una versión también distinta.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money