El ‘número dos’ de Ignacio González cambia de testimonio y confiesa al juez cobro de comisiones en Suiza

trucho

El hombre en quien confíaba el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González cuando estaba al frente del Canal de Isabel II en Latinoamérica ha confesado el cobro de comisiones en Suiza.

Su nombre es  Edmundo Rodríguez Sobrino y  ha admitido a los investigadores que se infló el precio de la compra de la empresa brasileña Emissao a cambio de una importante comisión. Precisa que la parte correspondiente a González fue ingresada en una cuenta independiente y acaba de aportar documentos.

La mano derecha de Ignacio González le ha implicado en el cobro de comisiones ilegales en Suiza por compras millonarias realizadas a través del Canal de Isabel II.

Edmundo Rodríguez Sobrino, ex responsable de la empresa pública de aguas madrileña en Latinoamérica, prestó declaración de forma voluntaria el pasado mes de julio ante el magistrado Manuel García Castellón y ha venido revelando desde entonces datos a los investigadores sobre el funcionamiento de la trama.

Afirma que percibió su parte y reservó la de González en otra cuenta independiente

Su relato se concentra en el supuesto plan urdido por el ex presidente de laComunidad de Madrid para lucrarse mediante la adquisición por más de 20 millones de euros públicos, en el año 2013, de la empresa brasileña Emissao.

Según el testimonio de Rodríguez Sobrino, considerado por la Fiscalía Anticorrupción como testaferro del ex alto cargo popularGonzález ordenó abonar un sobreprecio por la entidad brasileña a cambio de una comisión que fue percibida en Suiza.

En esta misma línea, Rodríguez Sobrino, que se encuentra actualmente en prisión, se incriminó y admitió no sólo haber participado en la operación para inflar el precio, sino que confesó haber recibido la totalidad del soborno a través de una sociedad en el país helvético.

Siempre según los datos que ha facilitado a los investigadores, a los que ha tenido acceso este periódico a través de fuentes de las pesquisas, dividió la comisión ilegal obtenida por la compra en dos partes que ingresó acto seguido en dos depósitos bancarios diferentes. Esto explica, en palabras del ex responsable deInassa, la filial del Canal de Isabel II en Latinoamérica, que dejase al margen la parte reservada para González. No obstante, Rodríguez Sobrino ha recalcado que la comisión que supuestamente correspondería a González nunca se le llegó a entregar y que permaneció desde entonces en dicho depósito bancario «a su disposición».

También aclara  que el ex líder del PP de Madrid nunca llegó a sacar el dinero del banco

A pesar de que la empresa brasileña fue adquirida por más de 20 millones de euros, su valor contable un año después ascendió a  cinc millones, , lo que se considera una prueba evidente del sobreprecio abonado por parte de laComunidad de Madrid.

El ex directivo del Canal de Isabel II y ex consejero del diario La Razón , afín alPP, negó, sin embargo, compartir otros negocios con González así como haber actuado como testaferro del ex presidente madrileño en otras operaciones.

Este sorprendente giro en los testimonios de  Rodríguez Sobrino tienen como objetivo que el juez García Castellón le dispense un trato favorable aplicándole atenuantes y que éstos se extiendan a su hija, también investigada en laoperación Lezo como supuesta testaferro de su padre y que se espera que próximamente aporte nuevos datos sobre la trama.

La situación procesal de Rodríguez Sobrino y de su hija se ha complicado durante los últimos meses después  que fueran incautados 260.000 euros en metálico durante el registro de su domicilio en Colombia.

Cabe recordar que el juez Eloy Velasco, que fue el primer instructor de la denominada operación Lezo, ordenó el ingreso en prisión incondicional deGonzález y Rodríguez Sobrino el pasado mes de abril basándose, entre otras cuestiones, en la operación de Emissao.

Dicha compra se articuló, además, «sin informes de secretarios técnicos ni interventores ni la autorización de la Consejería de Hacienda» de la Comunidad de Madrid, al tiempo que  indicó que para materializar la adquisición se emplearon sociedades instrumentales que desviaban fondos a cuentas bancarias «con opacidad respecto de las titularidades reales». «Existen indicios de la concertación de González con Rodríguez Sobrino, Adrián Martín (ex director gerente del Canal de Isabel II) y María Fernanda Richmond (ex directora financiera) para consentir y/o propiciar la compra de Emissao».

unnamed (1)

Edmundo Rodríguez, tras su detención

La Fiscalía le exige pruebas que avalen su confesión

Edmundo Rodríguez Sobrino ha aportado al juez que investiga la ‘operación Lezo’ copia de documentos vinculados a la operación de compra de la entidad brasileña para reforzar su relato.

En este sentido, el antiguo ejecutivo del Canal de Isabel II ha entregado a los investigadores pruebas que confirman, a su juicio, el pago de la comisión en Suiza a la que alude en su confesión.

No obstante, los investigadores confían en que quien fuera el hombre fuerte delCanal de Isabel II en Latinoamérica continúe aportando pruebas documentales que demuestren de manera inequívoca que González se lucró con las operaciones realizadas por la empresa de aguas madrileña. La Fiscalía considera que la documentación aportada no constituye una prueba definitiva contra González, toda vez que sostiene que no figura un apoderamiento o la titularidad de la misma a nombre de González sobre la cuenta suiza aludida por Rodríguez Sobrino.

Al comprobar la intención de colaborar con la Justicia por parte de Rodríguez Sobrino, el juez de la Audiencia Nacional García Castellón acordó sólo un día antes de tomarle declaración el pasado mes de julio ubicar en prisiones distintas al ex presidente de la Comunidad de Madrid y a su antiguo directivo para evitar que se comuniquen durante las pesquisas.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money