Matan a un empresario chino en el asalto a su chalet de Boadilla del Monte, a 20 kms. de Madrid

chino

Un ciudadano chino de 40 años murió el martes al mediodía en el Hospital de La Paz tras ser agredido en la madrugada del martes en el asalto a su chalet  de lujo en la urbanización Pino Centinela de Boadilla del Monte.

Tres encapuchados entraron a su casa sobre las 01.00 horas y le golpearon en la cabeza. Como consecuencia de las  heridas sufridas, el hombre falleció en el centro sanitario sobre las 12.00 horas. Su hijo, de 14 años, también resultó herido en la mano al intentar salir de la mansión para pedir auxilio.

El  fallecido, de 44 años era  un  empresario  que regentaba   al menos dos grandes comercios en sendas naves del polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada, una zona repleta de almacenes de productos de bajo coste importados desde China.

Los agentes del grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil investigan el caso con la principal hipótesis de que se trata de un robo, según contaron los propios familiares. Los delincuentes incluso consiguieron llevarse algunas joyas. La vivienda, además, estaba revuelta, por lo que se sospecha que el fallecido pudo sorprender a los delincuentes cuando se encontraban dentro de la mansión, que cuenta con un sofisticado sistema de seguridad con varias alarmas.

Los vecinos cuentan que sobre la 01.30 horas oyeron los gritos de un chaval que pedía socorro y decía  que habían herido a su padre. El chico había saltado la valla perimetral de la casa y se había roto el cúbito y el radio de una mano en la caída. Pese a todo, no paraba de gritar, por lo que fue asistido por varias personas que enseguida llamaron al 112.

Cuando los agentes llegaron a la casa, los ladrones habían escapado saltando la valla y en la vivienda hallaron al hombre en el salón con una gran brecha en la cabeza.

Los médicos del Summa acudieron a la casa y se encontraron con un varón de 40 años en parada cardiorrespiratoria por un traumatismo craneoencefálico. Los sanitarios lograron reanimarle y trasladarle al hospital de La Paz, donde falleció horas después.

En el domicilio se encontraba también en el momento del asalto la mujer del empresario fallecido y un bebé de pocos meses. La finca tenía una vivienda grande y otra casa más pequeña junto a la piscina. Se cree que los ladrones pudieron entrar por la parte trasera y que conocían que en la vivienda había una caja fuerte con dinero.

La urbanización dispone de vigilancia privada, barreras de acceso y cámaras de seguridad, que los agentes ya revisan para intentar identificar a los supuestos homicidas. Los guardias interrogaron ayer a los familiares, que no sabían castellano, con ayuda de un intérprete. Se sospecha que al menos tres o cuatro personas participaron en el robo y que eran de nacionalidad extranjera.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money