Dos realidades: Un puerto activo 24 horas y la proliferación de buques arrumbados

Merlini

Una buena y una mala. El del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, Martín Merlini, confirmó que las obras de dragado y balizamiento concretadas ofrecen condiciones de seguridad para la plena navegabilidad. “El puerto activo 24 horas es una realidad”, pero también se refirió, el diálogo con “el Retrato….” a la proliferación de una veintena de “buques inactivos que están arrumbados” en un vasto sector del Puerto. “Nos dejaron un muerto” afirmó risueñamente.

En este sentido  resaltó que “hay que hacer el proceso de remoción de esas embarcaciones pero que este trabajo se dificulta porque la mayoría de las empresas que tienen a su cargo estos barcos están quebradas, son inexistentes o “desaparecieron”.

Martin Merlini en ocasión del encuentro realizado en el Sheraton expuso el estado de las vías navegables, las obras de dragado y el proceso de mantenimiento que requiere. Con respecto a esto aseveró que: “Hay que tener las vías navegables activas de acuerdo a los barcos que ingresan, hay que considerar hacer el trabajo pero que no sea ni de más, ni de menos. Hacerlo de mas implicaría  usar recursos que se necesitan para la administración portuaria y hacerlo de menos es no hacerlo efectivo. Esto requiere un estudio previo para ver el fondo marino para hacer trabajos secuenciados y determinados a distintas profundidades en distintos lugares del puerto.”

También explicó que las vías navegables son los senderos por donde acceden los barcos a la zona portuaria, allí realizan tareas de amarre, carga y descarga. Para que esto sea “seguro”, debe haber una cantidad de agua por debajo de la quilla –parte más baja del buque- y el fondo. Merlini aclaró que lo que se pudo determinar en el 2017 es cuál es la determinante del puerto local para cada zona.

“Hay un cumulo de actividades que debemos intervenir y administrar  para fomentar las condiciones necesarias para que todo se desarrolle con normalidad, por ello estamos adecuando los permisos de uso de los permisionarios del puerto a la reglamentación, estamos adecuando valores, años y circunstancias para la utilización del puerto. También estamos  intentando conseguir el presupuesto para el dragado. Por otro lado estamos trabajando con el Estado nacional para la nueva construcción de un  muelle en la zona de la escollera sur,” explicó el Presidente del Consorcio.

Sobre los silos mencionó que el ex concesionario ya entregó el predio y se hizo un inventario sobre el estado del lugar. Calificó como “terrible” el grado de “deterioro” que atraviesa el espacio y explicó que en este momento el Ministerio de Agroindustria de la Nación tiene que hacer el traspaso a la autoridad portuaria para poder hacer un llamado a licitación pública para la construcción de un complejo en donde puedan operar los contenedores. Sobre el tiempo que demore este espacio no dio una fecha en concreto, pero  afirmó que para el año que viene debería estar terminado.

Con respecto a la compresión de pesqueros y contenedores que sufre el puerto, alegó que: “Tenemos la construcción de nuevos muelles y esto producirá la descompresión de los espacios portuarios. Tendremos 418 metros de muelle lineal, con esto solucionaremos gran parte del problema de congestión portuaria, no es el ideal pero es un agregado que visibilizara mejoras.”

Esta falta de espacio se debe a que las secciones cuarta y quinta están invadidas por buques inactivos que están arrumbados aseguró Merlini y agregó que “hay que hacer el proceso de remoción de esas embarcaciones pero que este trabajo se dificulta porque la mayoría de las empresas que tienen a su cargo estos barcos están quebradas, son inexistentes o “desaparecieron”.

“El puerto activo 24 horas es una realidad”

Merlini 2 El titular del Consorcio brindó, en su exposicion,  un pormenorizado detalle de la obra de dragado que se completó durante el primer semestre y dejó en óptimas condiciones de navegabilidad los canales de acceso y espacios interiores.  “El puerto activo 24 horas es una realidad”, aseguró.

Valoró que las tareas realizadas entre fines de febrero y julio últimos se financiaron con fondos propios del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata y con costos (U$S 4,87 por metro cúbico) que resultaron los más bajos que se hayan pagado aquí para recuperar profundidad y ancho de canal. Además ratificó el compromiso para ejecutar un plan de mantenimiento entre octubre y noviembre del año próximo que también se afrontará con recursos propios y mecanismo de financiación que se está definiendo con la Casa de la Producción Nacional en Mar del Plata y el Ministerio de Producción bonaerense que conduce Javier Tizado (h) y la Subsecretaria de Actividades Portuarias, a cargo de Marcelo Lobbosco.

Un trabajo serio y responsable en la utilización de recursos provinciales es el encargo de la Gobernadora María Eugenia Vidal a todos los que formamos parte del equipo de puertos de la Provincia”, recordó Merlini sobre esta línea de acción con la que se apunta a “generar más trabajo y producción para los habitantes de Mar del Plata y la región”. 

Ante funcionarios, empresarios de rubros vinculados a la actividad portuaria y pesquera, dirigentes gremiales y prensa, el administrador de la terminal marítima marplatense enfocó su presentación en la relevancia de las obras de dragado y su resultado en el tiempo. En particular hizo hincapié en el valor de mantener condiciones de navegabilidad segura a partir de un plan programado, tal como se está logrando en la actualidad, por sobre las acciones de coyuntura y emergencia. “En los últimos quince o más años, el dragado del Puerto Mar del Plata se realizó con criterio de urgencia y no de previsión”, cuestionó.

De esos tiempos también lamentó que nunca se contó con equipos propios entrenados para realizar batimetrías ni estudios serios y profesionales de la deriva litoral para conocer la dinámíca de los sedimentos que se acumulan en el espejo portuario local y adyacencias.

“La improvisación constante nunca garantiza buenos resultados”, advirtió Merlini al recordar que dragados anteriores se afrontaron con fondos provinciales y nacionales, aportes siempre atados a tiempos políticos “y no tanto a la necesidad técnica operativa real” de este puerto. Dijo que el resultado directo de este escenario fue incertidumbre de operadores y falta de inversiones productivas en el ámbito portuario.

El reciente dragado lo ejecutó la firma española Canlemar, ganadora de la licitación con una oferta superior a los U$S 3.466.650. Al término de la obra se lograron profundidades promedio de 11,3 metros en el canal exterior; 9,8 en canal interior; 9,5 en zona de giro; 9,30 en muelles 8 y 9 y 8,5 en posta de inflamables. “Los portacontenedores que ingresan a Puerto Mar del Plata nunca superaron los 8,5 metros de salida cargados”, precisó Merlini para resaltar las condiciones de seguridad en las vías navegables locales ratificadas por Prefectura Naval Argentina y los prácticos.

Powered by keepvid themefull earn money