Rajoy evita referirse a errores de coordinación y elude polemizar para resaltar la unidad de las fuerzas de seguridad luego de los atentados

rajoy

Evidentemente  no estaba planificado, pero como muestra palpable de la falta de coherencia entre el Gobierno de Rajoy y el de la Generalitat,  exactamente  a la misma hora en la queCarles Puigdemont daba por finalizada la tregua del duelo unitario  tras  los ataques terroristas de Barcelona, el presidente del Gobierno de lNación resaltaba la unidad contra el terror yihadista, alababa la «lealtad» y la colaboración política y policial entre ambos gobiernos, y eludía cualquier referencia a la tensión política acerca del proceso independentista.

El mensaje de Rajoy fue completamente contrario al dePuigdemont. «Estamos unidos en el dolor y en la lucha contra el terrorismo. Aparcar las diferencias nos hace grandes y fuertes. La unidad provoca la desesperanza de los terroristas y es lo que merecen las víctimas y lo que quieren los ciudadanos».

El jefe del Ejecutivo dijo que no se deben tomar medidas contra el terrorismo «en caliente», aunque no descartó cambios en el Código Penal si fueran necesarios.

Rajoy no quiso entrar en los detalles conocidos de los fallos que impidieron detectar a la célula yihadista antes del 17-A, ni en la descoordinación de los distintos cuerpos policiales en las investigaciones posteriores. «La cordinación ha sido fluida y constante». Asimismo, felicitó explícitamente a los Mossos.

La voluntad del presidente del Gobierno ha sido  no contribuir a elevar la tensión ni a romper la tregua política después de los atentados, según sus colaboradores.

Por su parte,  las declaraciones de Puigdemont -en las que acusó al Gobierno central de utilizar políticamente la seguridad- sobresaltaron La Moncloa a media tarde, aunque no fueron replicadas por el Ejecutivo. «Por responsabilidad y sentido común», las fuentes consultadas se remitieron a lo dicho por Mariano Rajoy que, de forma extraordinaria, decidió este viernes protagonizar él mismo la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros en lugar de hacerlo el portavoz.

Consciente de que existe  bastante  controversia sobre el papel secundario que ha tenido el Estado en la gestión de la crisis terrorista –denunciado públicamente por sindicatos dePolicía Guardia Civil-, Rajoy relató con detalle su agenda, la del Rey, la de su vicepresidenta y la de varios ministros para demostrar que la presencia del Estado en Cataluña ha sido constante durante toda la semana.

Y lo será aún más en la manifestación de esta tarde sabatina  en Barcelona. El Gobierno ha fletado varios aviones oficiales para el desembarco del Estado -considerado en toda su amplitud- en la convocatoria contra el terrorismo yihadista. ElRey, el Gobierno casi en pleno, todos los presidentes autonómicos -que coincidirán por primera vez- , los presidentes del Congreso Senado, el ex presidenteZapatero, líderes de todos los partidos, de los sindicatos, diputados y senadores han sido invitados por el Ejecutivo para viajar a Barcelona. Aunque SánchezRivera e Iglesiashan anunciado que irán por su cuenta.

En las últimas jornadas han surgido criticas de dirigentes de la oposición  con referencia a la “foto de familia del Gobierno Central” en lugar de haber gestionado  mejor la coordinación de las fuerzas de seguridad.

Rajoy , ayer, elogió expresamente la decisión del Rey de estar presente en la manifestación -lo que sienta un precedente- porque representa a todos los españoles, también a los que no podrán acudir. Fuentes del Gobierno expresaron preocupación por la organización de la marcha. El objetivo es evitarle al Reycualquier incidente con los movimientos independentistas.

Hugo  Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money