Houli Chemlal, herido en Alcanar declara ante el juez que iban a atentar contra la Sagrada Familia

terroristas

Mohamed Houli Chemlal, el terrorista herido en la casa de Alcanar (Tarragona) la noche antes de los atentados de Barcelona y Cambrils, ha declarado, este martes, en laAudiencia Nacional que los terroristas estaban haciendo bombas para atentar contra laSagrada Familia y otros monumentos en Barcelona.

Así lo confirmaron  fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio a los cuatro detenidos por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) ante el juez instructor del caso, Fernando Andreu. Aunque el Ministerio Fiscal pidió prisión provisional sin fianza para todos, el juez ha decretado prisión provisional incondicional sólo para dos de ellos , Mohamed Houli Chemlal y Driss OukabirSahl El Karib permanecerá detenido en dependencias policiales hasta que el juzgado de la Audiencia Nacional, en un plazo de 72 horas, decida si decreta o no prisión en base a las diligencias de la investigación. Por último, Mohamed Aalla queda en libertad provisional con obligación de comparecer los lunes en el juzgado más cercano a su domicilio.

Los detenidos están investigados por presuntos delitos de integración en organización terrorista, 15 asesinatos terroristas, estragos y tenencia de explosivos.

Durante casi una hora y 20 minutos, Houli Chemlal, de Melilla, 21 años residente enRipoll (Girona)  ratificó la información que le facilitó a los Mossos d’Esquadra al ser detenido, confirmando con ello que estaban preparando atentados “de mayor alcance“, tal y como advirtió el Mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

Las mismas fuentes advirtieron  que Chemlal precisó ante el juez la intención de la célula yihadista de atacar con explosivos dentro de los monumentos o con coches bomba. En este sentido, asegura que él se enteró de los planes de los atentados hace dos meses y que no había un plan alternativo.

El imam quería inmolarse

Mohamed señaló al imam Abdelbaki Es Satty, fallecido en la casa de Alcanar, como el ideólogo de los atentados, además de asegurar que tenía constancia de su intención de inmolarse. Chemlal demostró no ser un experto en la preparación de bombas y explicó al juez que usaban fundas de almohada para meter el polvo.

A través de la declaración prestada por Chemlal a los Mossos –fueron seis-, los investigadores advirtieron de que los terroristas estaban manipulando material sensible para hacer bombas cuando se produjo la explosión en la casa de Alcanar.

Houli Chemlal declaró a los Mossos cómo iban a fabricar las bombas y cómo consiguieron los materiales para hacerlas. En concreto, el peróxido de acetona -conocido como la madre de Satán-. El detenido llegó a identificar ante los Mossos a miembros de la célula yihadista que organizaron los atentados.

Oukabir dice ahora que él alquiló la furgoneta

El segundo en declarar fue Driss Oukabir, hermano del menor de edad fallecido en la casa de Alcanar y la persona vinculada al alquiler de las furgonetas usadas el día de los atentados. Tras casi una hora de declaración, Oukabir, de 28 años, se desdijo del testimonio inicial que dio a los Mossos el día del atentado y declaró ahora al juez de la Audiencia Nacional que fue él quien alquiló la furgoneta que usaron los terroristas para atentar en Las Ramblas, según confirmaron fuentes presentes en el interrogatorio.

Oukabir había declarado  a los Mossos que su hermano menor –Moussa, de 17 años- le había robado el pasaporte para alquilar las furgonetas. Precisamente, el pasaporte de Driss Oukabir fue encontrado en la furgoneta con la que se perpetró el atentado de Barcelona.

Hoy, sin embargo, ante el juez Andreu, el detenido se desdijo de esta versión inicial argumentando que hizo esa declaración a los Mossos por miedo, pero que fue él la persona que alquiló el vehículo, aunque sin saber para qué sería usado. Es más, aseguró que pensaba que se utilizaría para una mudanza de muebles a un piso donde se iban a ir tres de los miembros de la célula.

Las fiscales preguntaron también a Driss Oukabir por el papel que el imamAbdelbaki Es Satty tuvo en la radicalización de los integrantes de la célula yihadista, ante lo que se limitó a responder que siempre estaba rodeado de jóvenes.

Las representantes del Ministerio Fiscal no pasaron por alto preguntar por el viaje que los presuntos terroristas hicieron a París cinco días antes de los atentados. Oukabir se desvinculó de este viaje, asegurando que él donde había viajado fue a Marruecos, donde permaneció nueve días por tener una orden de alejamiento de su pareja.

El Karib,  comisionista

El tercero en declarar fue el propietario del Audi A3 que usaron los terroristas para viajar a París y con el que pretendían atentar en Cambrils. Se trata de Mohamed Aalla, de 27 años, que apenas estuvo declarando media hora. Aalla se limitó a declarar que el coche estaba a su nombre, pero que no lo cogía.

El último en declarar fue Sahl El Karib, de 34 años, la persona que regentaba el locutorio de Ripoll al que Driss Oukabir compró los billetes para viajar a Marruecos. Su declaración apenas duró media hora.

El Karib declaró a Andreu que se dedicaba a hacer favores con su tarjeta de crédito a cambio de cobrar una comisión. En este sentido, confirmó que le compró los billetes aOukabir para ir a Marruecos, además de hacerlo también para el imam, del que dijo que también viajó a Marruecos.

Las declaraciones de los detenidos comenzaron  a las 12.50 horas y se prolongaron durante cinco horas. Los cuatro detenidos llegaron a la sede de la Audiencia Nacional a primera hora de la mañana de este martes -sobre las 8.00 horas- para prestar declaración por los hechos ocurridos en Cataluña y que dejaron 15 muertos y un centenar de heridos.

Los arrestados llegaron en furgones de la Guardia Civil desde la Comandancia de Tres Cantos (Madrid), donde pasaron la noche del lunes después de haber sido trasladados desde Cataluña en la tarde del 21 de agosto.

Driss Oukabir (28 años), Mohamed Aalla (27 años), Salh El Karib (34 años) yMohamed Houli Chemlal han permanecido incomunicados en su desplazamiento y tras prestar declaración serán trasladados de manera preventiva a una cárcel de la Comunidad de Madrid. Fuentes jurídicas señalan al centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) como la prisión donde, previsiblemente, ingresarán.

Los detenidos estuvieron representados por abogados de oficio del Colegio de Abogados de Madrid. Además del juez Andreu, en las declaraciones estuvieron presentes cuatro miembros del Ministerio Fiscal. En concreto, las fiscales Dolores Delgado y Ana Noé, además del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso, y el teniente fiscal,Miguel Ángel Carballo.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

 

 

 

Powered by keepvid themefull earn money