La célula yihadista preparó el atentado durante 6 meses sin que fuerzas policiales lo detectarán

atentado

Miembros de la célula yihadista que el jueves atentó en Barcelona Cambrils (Tarragona) se reunieron y planearon los ataques durante seis meses en la casa deAlcanar (Tarragona) sin levantar sospechas. El Mayor de los Mossos d’Esquadra,Josep Lluís Trapero, confirmó ayer que durante ese medio año la policía de laGeneralitat no abrió ninguna investigación en torno a quienes se reunían en la vivienda ni recibieron nunca llamadas que alertaran sobre movimientos «extraños» en la casa. Tampoco constan investigaciones realizadas por otros cuerpos policiales.

Los Mossos han realizado esta madrugada registros en Ripoll en busca de nuevas pistas del imam y del presunto terrorista huido Younes Abouyaaqoub.

Una de las razones por las que nunca se indagó en torno a los hombres que acudían a la urbanización Montecarlo -al menos ocho de los 12 miembros identificados de la célula- es la ausencia total de antecedentes de radicalización o lazos conocidos con el autodenominado Estado Islámico (IS). Tampoco le constan antecedentes al imam de Ripoll (Gerona), Abdelbaki Es Satty, a quien los investigadores sitúan como posible reclutador, adoctrinador y líder ideológico del grupo que llevó a cabo los dos atentados.

En la casa de Alcanar los terroristas aprovecharon el sigilo de sus movimientos para acumular grandes cantidades de gas butano y propano, hasta superar el centenar. Unas bombonas que obtuvieron por varias vías. Entre ellas simples robos en gasolineras y en casas particulares que las recibían a domicilio, según confirmaron fuentes de la investigación.

Entre los escombros de la casa los Mossos y los Bomberos también han localizado sustancias para fabricar explosivos. Entre ellas acetileno y componentes para obtener de forma casera TATP, un explosivo usado por el IS y que fue localizado en la casa alquilada por los terroristas que atentaron en el aeropuerto y el metro de Bruselas en 2016. Conocido también como peróxido de acetona -y bautizado por los yihadistas como “la madre de Satán” su fabricación es barata, sencilla pero lenta. También adolece de un elemento que, en este caso, ha sido determinante para que los planes iniciales de los terroristas fracasaran: es muy inestable a la fricción, a los golpes o al calor.

Consecuencia de esa fragilidad fue la explosión accidental que se produjo en la vivienda el miércoles por la noche. El nombre del imam de Ripoll sigue en la lista de desaparecidos, precisamente, mientras continúan los trabajos para determinar si, como se sospecha, son suyos algunos de los restos biológicos de, al menos, dos personas encontradas en la casa volatilizada en Alcanar. Si así fuera, significaría que el propio Es Satty manipulaba o se encontraba muy cerca del almacén de material explosivo que escondían.

Según explicó ayer  el Mayor de los Mossos,Trapero, los terroristas se encontraban en la fase final de preparación de los explosivos para cometer uno o varios atentados de forma «inminente». Los Mossos d’Esquadra creen que, de hecho, se iba a cometer el mismo jueves para provocar «bastante más daño» que el causado en Barcelona yCambrils, 14 muertos y 130 heridos. Según explicaron a este diario fuentes de la lucha antiterrorista, en sus planes estaba provocar «cientos de muertos» con explosiones en lugares emblemáticos de Barcelona.

La figura del imam,  Es Satty centraliza gran parte de la investigación. El mayor confirmó que el religioso mantuvo relación con un hombre investigado por vínculos con implicados del 11-M. El nombre del imam aparece investigado por la Audiencia Nacionalen la denominada Operación Chacal contra una supuesta célula en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 2011. Todos los implicados en el caso fueron absueltos. A Es Satty nunca se le imputó ningún delito. El religioso salió del radar policial y hace dos años empezó a ejercer en el oratorio de Ripoll donde, supuestamente, logró reclutar y radicalizar en poco tiempo a los jóvenes que atentaron el jueves en Cataluña.

Los viajes al extranjero y los vínculos de los terroristas con otros países también forman parte de la investigación que sigue abierta. Según explicaron fuentes de la lucha antiterrorista , la gendarmería de Marruecos también colabora en el caso y habría detenido al menos a una persona que se suma a los otros cuatro arrestados por los Mossos.

En las últimas 48 horas la Policía del reino alauí también ha remitido a la Policía Nacional y la Guardia Civil los resultados de los «múltiples interrogatorios» realizados a familiares y personas que pudieran tener contacto con los 12 miembros identificados de la célula. Según autoridades belgas citadas por la agencia AFP, el imam de Ripoll residió en 2016 en Malinas, una localidad paradójicamente considerada como ejemplo de lucha contra la radicalización de jóvenes.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money