El objetivo del terrorista de Finlandia: matar a las mujeres

finlandia

El principal sospechoso de apuñalar a diez personas, de las cuales dos resultaron muertas, el pasado viernes en la ciudad finlandesa de Turku, es un joven de 18 años y nacionalidad marroquí. Pese a descartarlo inicialmente, la policía confirmó que se trata de un acto terrorista“El ataque fue descrito en primer lugar como un asesinato, pero durante la noche recibimos información adicional que indica que los delitos criminales ahora son asesinatos con intención terrorista“, explicó en un comunicado el sábado por la mañana.

El atacante permanece hospitalizado en condición crítica, si bien su vida no corre peligro. Por el momento se ha negado a ser interrogado por la policía. Ésta le alcanzó de un disparo en la pierna minutos después de que, cuchillo en mano, hubiera sembrado el pánico en la céntrica plaza del Mercado de esta apacible ciudad del sudeste de Finlandia. Había ignorado sus órdenes, de ahí que fuera neutralizado, atendido posteriormente por los servicios médicos, y detenido.

Entonces ya había asesinado a una mujer y herido a nueve personas. Una de ellas moriría en el hospital. Las nacionalidades de las víctimas son italiana, británica y sueca además de finlandesa, y sus edades comprenden entre los 15 y 67 años. La policía presume que las mujeres eran el objetivo del atacante, puesto que los dos hombres heridos fueron alcanzados mientras socorrían a las víctimas o trataban de detener al atacante.

“La mujer gritó, intentó defenderse y alejarse del hombre con el cuchillo. Entonces, él salió corriendo en dirección a Puutori (una plaza a pocas manzanas)“, rememoraba ayer Larisa Kosner, quien dejó su puesto en la plaza del Mercado para ir a socorrerla. Entonces vio el carrito de bebé, con el hijo de la víctima dentro, llorando desconsoladamente.

Estiman también las fuerzas de seguridad que fue un acto deliberado. En conexión con la investigación, durante la noche del viernes fueron detenidas otras cuatro personas, también de nacionalidad marroquí, para ser interrogadas. Además, se busca a un sexto sospechoso sobre que el se ha emitido una orden internacional de arresto. La policía se incautó asimismo de una furgoneta, si bien no informó de si ésta estaba involucrada directamente en el ataque.

El atacante residía en un centro de recepción de refugiados desde que llegó al país nórdico en 2016, si bien las autoridades finlandesas no quisieron informar sobre el estado de su solicitud de asilo. La cadena MTV, sin identificar a su fuente dentro de la policía, informó de que la petición de residencia del atacante había sido rechazada.

Por su parte, el Turun Sanomat ha identificado al principal sospechoso comoAddul Rahman“Parecía muy triste, siempre caminando solo”, publica el diario citando a una fuente anónima. “Parecía aislado y de algún modo deprimido. Era como si alguien le hubiera quitado algo”, añadió.

El primer atentado en Finlandia

Sea como fuere, la Oficina Nacional de Investigación cree que el ataque fue hasta cierto punto planeado con antelación, si bien durante la rueda de prensa se declinó especular al respecto, ni vincularlo al terrorismo islamista a pesar de que“Finlandia ha figurado repetidamente como enemiga del Estado Islámico en la revista Dabiq”, como recuerda el periodista de Yle Eero Mäntymaa.

Los servicios de inteligencia y seguridad (Supo)  lo calificaron del “primer supuesto ataque terrorista en Finlandia“, pero el nivel de alerta -dos de cuatro- no ha sido modificado. Ya el pasado 14 de junio, la Supo informó de haber “tenido conocimiento de planes y proyectos más graves relacionados con el terrorismo”, según explicó en un comunicado. “La amenaza terrorista más importante en Finlandia todavía la plantean actores individuales o pequeños grupos motivados por la propaganda islamista radical”, especificaba.

Puesto que los apuñalamientos tuvieron lugar un día después del atentado enBarcelona, la Europol investiga si existe alguna conexión posible dado que los sospechosos de los atentados en La Rambla y Cambrils comparten nacionalidad y edad con el principal sospechoso de Turku, informa Yle.

Para el primer ministro finlandés, “si la acusación criminal se confirma como un acto terrorista sería el primero en Finlandia. Lo habíamos temido. Un día antes en Barcelona y ahora en Turku. Ya no somos una isla”, afirmó Juha Sipilä en rueda de prensa acompañado por la ministra del Interior, Paula Risikko.Ésta, por su parte, agradeció a través de las redes sociales a la gente de Turku, “finlandeses y de otras nacionalidades”, por su valor a la hora de ayudar a las víctimas.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money