Vecinos del Mercado de la Boquería echan a la Falange de la Rambla de Barcelona

Police officers stand guard during a demonstration by members of the Spanish right-wing group Falange on the Rambla on August 18, 2017, a day after a van ploughed into the crowd, killing 14 persons and injuring over 100 on the Rambla in Barcelona. Drivers have ploughed on August 17, 2017 into pedestrians in two quick-succession, separate attacks in Barcelona and another popular Spanish seaside city, leaving 14 people dead and injuring more than 100 others. Some eight hours later in Cambrils, a city 120 kilometres south of Barcelona, an Audi A3 car rammed into pedestrians, injuring six civilians -- one of them critical -- and a police officer, authorities said. / AFP PHOTO / JOSEP LAGO

Vecinos del Mercado de la Boquería, (antes Mercado San José), cercano a las Ramblas, han echado a un grupo de la Falange que se habían dado cita para reventar la concentración vecinal, que contaba también con la presencia de jóvenes de Arran.

Pasadas 24 horas del atentado terrorista que provocó 13 muertos y 130 heridos en el mismo escenario, el centro de la capital catalana ha vuelto a acaparar la atención a causa de los altercados protagonizados por un grupo de unos 20 ultraderechistas contrarios a “la islamización de Europa” a los que han respondido con gritos varios centenares de vecinos y de jóvenes antifascistas.

El escenario del atentado terrorista se ha transformado este mediodía en el lugar en el que miles de ciudadanos y de turistas han homenajeado sin miedo a las víctimas sumándose a un emotivo minuto de silencio al que han seguido cuatro de aplausos y de gritos de no tenim por [no tenemos miedo]”. Pero a las 18 horas los neofascistas han intentado, sin éxito, tomar el mismo lugar para clamar sus tesis.

La respuesta de los vecinos del centro ha sido rotunda. Los residentes, sumándose a la movilización de la plataforma Ciutat Vella Antifascista, han logrado arrinconar a los participantes de la manifestación islamófoba al inicio de la Rambla, entre el restaurante Núria y la fuente de Canaletas, lejos del lugar céntrico de la arteria al que pretendían llegar. A los pocos minutos de la aparición de los ultraderechistas, una mujer antifascista ha partido el palo de la bandera de un manifestante contrario.

Los dos primeros ultraderechistas que han llegado al centro, con sus banderas dobladas, se han encontrado con una imponente oposición policial. Los Mossos d’Esquadra habían previsto un dispositivo que estaba esperándolos.

Más de 30 agentes de la brigada móvil de los Mossos, los antidisturbios de la Policía catalana, han rodeado en la parte superior izquierda de la Rambla a los manifestantes ultraderechistas, entre los que se encontraban dirigentes deDemocracia Nacional y de la Falange.

Tras 20 minutos de altercados, los agentes han dirigido a los primeros ante la puerta del café Zurich, en plena plaza Catalunya, y desde ahí a la puerta trasera del centro comercial Triangle.

Después de otros 25 minutos de tensión ante la puerta del Fnac, los agentes han escoltado a los ultraderechistas, acompañándolos para evitar incidentes entre los dos grupos. Durante el tiempo que han estado separados por unos pocos metros, los neofascistas han coreado consignas como “terroristas no son bienvenidos” o “stop islamización de Europa“, a lo que los antifascistas y los vecinos han respondido con gritos como “fuera nazis”, “vosotros fascistas sois los terroristas” o “Barcelona antifascista”.

Hugo Barze – Corresponsal en Europa

Powered by keepvid themefull earn money