El Govern dice que es “imposible” colocar bolardos en toda la ciudad que Interior había recomendado

pilotes

El conseller de Interior, Joaquim Forn, ha asegurado que es “imposible” colocar bolardos en cada punto de la ciudad, aunque la Dirección General de la Policía lo recomendó las pasadas Navidades tras los atropellos masivos de Berlín y Niza. En la misma línea se ha pronunciado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Según Forn, colocar este tipo de barrera física en lugares que puedan considerarse objetivo terrorista, como la plaza de Catalunya o las  propias Ramblas, por donde circulan vehículos, implicaría dificultar el tráfico en la ciudad y no impediría que los terroristas actuaran en otros puntos de la ciudad.

En el caso de las  Ramblas, además, habría que colocar bolardos a los dos lados del paseo central a lo largo de los 1,2 kilómetros de longitud que tiene esta popular vía.

Para el conseller, los bolardos son útiles en momentos puntuales, como “la salida de un concierto o tras un partido del Barça”, pero es “imposible ponerlos en toda la ciudad”, aseguró Forn.

Algunos quiosqueros  se han quejado esta mañana, en declaraciones a RNE, de que hace tiempo habían solicitado al Ayuntamiento de Barcelona la colocación de los bolardos, pero que su petición no había sido atendida.

Las pasadas Navidades, el Ministerio del Interior y la Policía recomendaron la instalación de medidas de protección física que impidieran atropellos similares como los registrados en Berlín y Niza. En concreto, proponía la instalación de bolardos y grandes maceteros en espacios públicos donde se concentran grandes multitudes. El objetivo era evitar actos terroristas durante la celebración de la Nochevieja y en la Cabalgata de Reyes.

En declaraciones a la televisión catalana,  Colau ha explicado que tras las recomendaciones de Interior, “se revisaron los protocolos” y se aumentó la presencia policial en lugares estratégicos de la ciudad, además de tomar otras medidas especiales en grandes eventos, como colocar pivotes o prohibir la circulación de vehículos pesados en los actos de celebración de Fin de Año, en la avenida María Cristina, o coincidiendo con laCabalgata de Reyes.

Sin embargo, en las  Ramblas  nunca se ha instalado estos sistemas disuasorios pese a estar en un nivel cuatro de alerta terrorista.

“El 100% de seguridad no existe, especialmente cuando hay personas aisladas que con medios rudimentarios están dispuestos a hacer barbaridades”, ha añadido la alcaldes.

Hugo Barze – Corresponsal en España

Powered by keepvid themefull earn money