Air Berlin quiebra y peligra el futuro de sus 55 empleados en Mallorca

airberlin

La plantilla de Air Berlin en Mallorca ha vivido los últimos tiempos en undéjà vu permanente. Inmersos desde hace unos años en la más absoluta inestabilidad laboral, con continuos rumores de cierre y quiebra y tras dosExpedientes de Regulación de Empleo (ERE) que han dejado al grueso de los trabajadores en mínimos históricos.

En pleno agosto y con la gran mayoría de empleados de la empresa de vacaciones esos temores se hicieron realidad. Y como suele ocurrir en estos casos, ellos fueron los últimos en enterarse de la noticia.

Air Berlin, la segunda mayor aerolínea de Alemania, se declaraba insolventedespués  que su principal accionista, Etihad Airways, decidiera no seguir inyectando dinero en la compañía, para sorpresa y lamento de sus trabajadores enPalma.

La isla es uno de los destinos preferidos por los alemanes, incluso existen urbanizaciones, como la de Can Ratjada, donde las señales están en alemán, debido a que el 90 por ciento de los propietarios lo son del país del norte.

Si bien esta noticia se hubiera producido  hace unos años,hubiese supuesto en Mallorca un drama personal, laboral y hasta industrial de dimensiones sólo comparables a la caída de Orizonia en 2013, la posición de Air Berlin en Baleares en los últimos tiempos se ha ido diluyendo hasta la mínima expresión.

Su presencia actual es meramente simbólica, con todas sus operaciones aéreas transferidas a la austríaca Niki. Y únicamente mantiene en la isla a 55 empleados: 43 desempeñan su labor en el call center de la aerolínea y departamentos como el de investigación, y los otros 12 son mecánicos.

Sin embargo, no por esperado será menos traumático para ellos. Sobre todo porque las informaciones que llegan a Palma son muy confusas de momento.

Fuentes de la compañía consultadas revelaron que se habían enterado de la noticia al mismo tiempo que la prensa y que estaban muy «sorprendidos».«Esperábamos este desenlace en invierno, pero no ahora», apuntaban.

Lo cierto es que Etihad, con cerca del 30% de Air Berlin, se ha cansado de aflojar el bolsillo y fue el Gobierno alemán quien tuvo que salir ayer al rescate mientras la compañía negocia con otros grupos (se especula con Lufthansa) para que se hagan cargo de partes de su negocio.

En total, Alemania ha rescatado a la aerolínea con un crédito de 150 millones de euros (176 millones de dólares) para evitar que cese la actividad de la empresa y que esto afecte a decenas de miles de viajeros en plenas vacaciones estivales. Con este dinero, se garantiza la operatividad durante al menos tres meses más, lo que hace que pueda seguir volando. «Todos los vuelos de Air Berlin y su filial Niki seguirán como estaba previsto», escribió la empresa en su página web.

¿Y qué pasa con las conexiones con Mallorca? En principio todo seguirá como hasta ahora. Air Berlin transfirió el pasado mes de marzo su operativa a la compañía austríaca Niki y es ésta última la que se encarga de todas las operaciones.

«El problema en Palma es para la plantilla de Air Berlin; Niki tiene sus empleados y los vuelos están garantizados», precisaban desde la empresa ahora quebrada.

El sindicato de pilotos Vereinigung Cockpit (VC) informó de que la noticia es «un shock para los trabajadores de Air Berlin, que desde la creación de compañía realizan un extraordinario trabajo». «Etihad la ha dejado caer como una patata caliente, a pesar de que nuevos inversores habían mostrado su interés», criticó VC. «Aquí muestran su verdadera cara los inversores del Golfo», agregó.

En los últmos ejercicios la pérdida de peso de la compañía en Son Sant Joanha sido más que evidente, y este año la irlandesa Ryanair la ha superado en número de pasajeros.

Hugo Barze – Corresponsal en Epaña

 

Powered by keepvid themefull earn money