Un conductor “empotra” su coche en una terraza en las afueras de París provocando la muerte de una niña

empotrado

Un vehículo se ha estrellado anoche de forma voluntaria contra la terraza de una pizzería en Sept-Sorts, en Seine-et-Marne, a las afueras de París matando a una niña de trece años. Hay otras cuatro personas heridas de gravedad y 8 más de carácter leve, según ha confirmado la policía. El conductor ha sido detenido poco después.

El hombre conducía un BMW. La investigación fue asignada a la Gendarmería Nacional, como cualquier accidente de tráfico. Un portavoz del Ministerio del Interior indicó que el agresor detenido, de 32 años y de nacionalidad francesa, carecía de antecedentes, era desconocido por la policía antiterrorista y hace unos días intentó suicidarse.

Según sus primeras declaraciones en el interrogatorio al que lo ha sometido la policía, con su acto de también había querido quitarse la vida, asegura el portavoz de Interior, que también habla de un perfil psicológico “inestable”.

De hecho, ha confirmado a los agentes que había tomado “una cantidad importante de medicamentos”, según ha revelado una fuente judicial a Afp, que ha añadido que “las explicaciones que el detenido ha dado hasta el momento no permiten aún establecer su móvil”.

La voluntariedad del impacto parecía fuera de toda duda desde el primer momento. Alrededor de las 9 de la noche, un BMW de color gris se detuvo ante la terraza. El establecimiento era una pizzería popular situada en un pequeño centro comercial e industrial a las afueras de Sept Sorts, un pueblo de apenas 400 habitantes. Según los testigos, el BMWmaniobró con dificultad (era una calle estrecha y ante la pizzería había una gasolinera) para encarar la terraza, dio marcha atrás para tener más espacio de aceleración y se lanzó a toda velocidad contra las mesas. La niña de 13 años murió prácticamente en el acto.

Hugo Barze – Corresponsal en España

Powered by keepvid themefull earn money